sábado, 26 de noviembre de 2016

Ucam Murcia 79 Bayern Munich 90

El cuadro alemán, que ya se impuso al UCAM Murcia en Múnich por 92-84, comenzó el choque en Murcia más centrado y se mantuvo arriba hasta mediado el primer cuarto (13-18). Sin embargo, el acierto de Billy Baron, autor de 14 puntos en el periodo inicial -24 al final-, dio alas a los granas, que llegaron a disponer de una renta de ocho tantos (28-20), que finalmente fueron cinco debido a que ese marcador se vio recortado con tres tiros libres convertidos por Anton Gavel con el reloj a cero.

El inicio del segundo cuarto tres canastas seguidas del Bayern estrecharon la diferencia (30-29). Sin embargo, otro estirón local, con Pedro Llompart en la dirección del juego grana, dio lugar a un 10-0 de parcial que permitió a los de Quintana disfrutar de una renta considerable (40-29) superado el ecuador del segundo cuarto.

Los minutos finales previos al descanso fueron de mucho más acierto de los alemanes y el cuadro dirigido por Aleksandar Djordjevic, que fue 12 abajo (45-33), se marchó al vestuario sólo con cuatro tantos de desventaja (47-43) tras anotar varias canastas cargando en el rebote ofensivo y un triple postrero de Maxi Kleber.


En el tercer cuarto el propio Kleber asumió la responsabilidad y contó con el apoyo ofensivo de Danilo Barthel, lo que aupó a los visitantes ante un UCAM Murcia que jugaba a ráfagas. Ello fue aprovechado por el Bayern para cerrar el cuarto arriba en el marcador, aunque por escaso margen (63-66).

Faltaban diez minutos y la puesta en escena en el último periodo fue mejor por parte de los murcianos con un 5-0 de salida. Ello hizo que Djordjevic pidiese tiempo muerto con apenas 90 segundos de juego transcurridos.

A partir de ahí el encuentro se convirtió en un choque de alternativas en las que uno y otro equipo se iban dando el relevo en el mando del marcador. No obstante, el poderío de Kleber y Devin Booker y muy especialmente la calidad de Nick Johnson, autor de 16 puntos en la fase decisiva del choque, situaron el 75-84 en el electrónico ya dentro de los tres últimos minutos.

El 79-90 final, con 16-24 en el último cuarto, plasmó la superioridad germana en un encuentro que fue especial para el canterano José Ortega "Chumi", quien se convirtió en el primer murciano que participa con el equipo de su tierra en competición europea, aunque sólo fueran dos minutos en un partido que, pese a la derrota, él no olvidará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario