lunes, 14 de noviembre de 2016

Metallica " Hardwired .... to Self- Destruct

Metallica " Hardwired .... to Self- Destruct Thrash Usa 2016
Temas:
CD-1
01. Hardwired
02. Atlas, Rise!
03. Now That We're Dead
04. Moth Into Flame
05. Am I Savage?
06. Halo On Fire

CD-2
01. Confusion
02. Dream No More
03. Manunkind
04. Here Comes Revenge
05. Murder One
06. Spit Out The Bone


Formación:
James Hetfield: Cantante, Guitarra
Kirk Hammett: Guitarra
Roberto Trujillo: Bajo
Lars Ullrich: Batería




Metallica publica su onceavo trabajo de estudio. ¿ Por donde van los tiros? Es sencillo, Lulu fue un paréntesis, este trabajo tiene una linea muy similar al Death Magnetic. Los Metallica tratan de decirnos que vuelven al Thrash. Por el medio queda un paso por el desierto donde perdieron todo el crédito editando álbumes tan flojos como Load, St Anger.... de los que curiosamente ahora crítican los miembros de la banda y ensalzan sus primeros álbumes de Thrash.... cosas del marketing.... veremos
Hardwired tiene un ritmo trepidante, apuesta por una base rítmica potente y groovy en los riffs, con la clásica agresividad de Hetfield, aromas en el estribillo muy añejos que te harán recordar a los buenos tiempos. El tema no tiene en si muchas sorpresas pero deja buen sabor.
Atlas Rise! arranca con un mediotiempo muy pesado y contundente para provocar el clásico mediotiempo tirando hacia lo melódico y épico emulando al Black Album, esa es la esencia de este trabajo, tratar de volver al Black.
Now That We're Dead es un tema en el que no pasan demasiadas cosas. Los Metallica tratan de sonar básicos y apostar por una vuelta al pasado. ¿ Es esto lo que en realidad sienten o ellos son Lulu? Lo que tengo claro es que el pasado nunca vuelve.
Moth into Flame tiene un riff de inicio muy Nwobhm que recuerda a Angel Witch, la importancia e influencia de Lars Ullrich al frente de la banda. El problema es que aunque suena bien, es un trabajo muy predecible. El único aliciente de este tema son los guitarrazos a lo Iron Maiden que nos esperan y ese estribillo melódico bastante adictivo, no es Thrash, mas bien es metal comercial a lo Megadeth.
Dream no More es bastante interesante, sobre todo ese mediotiempo Doomy con aroma Black Sabbath. No me gustan demasiado los solos de este trabajo, pero el mas logrado sin duda es el de este tema, muy emotivo.
Halo on Fire tiene la misma esencia que los anteriores corte. Esa mezcla entre Thrash/ Groove de los noventa con las clásicas aceleraciones y los solos Nwobhm. Me falta variedad en los temas y el factor sorpresa que rara vez se produce, aunque hay un excelente buen gusto compositivo, es un trabajo bastante lineal.
Vamos con el segundo álbum. Confusion arranca con unos redobles de batería y un riff mucho mas oscuro. El cambio de ritmo es trepidante e intenso y el solo lento con alma bluesy. ManUnkind arranca con unas acústicas y después se produce el paso al mediotiempo machacón, es el tema mas flojo de todo el trabajo, no me dice nada.
Here Comes Revenge arranca con distorsión en la guitarra y después cae en picado hacia un ritmo que roza el Nu Metal... es lo malo de Metallica que quiere abarcarlo todo. Quiere captar a los viejos fans que han perdido por el camino a lo largo de los años pero también quieren conservar a los fans de los noventa, no se puede contentar a todo el mundo.
Murder One suena mas a Megadeth que otra cosa. Vuelve a suceder lo de siempre, que es un tema lineal que promete mucho pero se queda en nada, el segundo CD baja muchísimo la calidad. Murder One vuelve a arrancarse con acústicas y es un conglomerado de las ideas del anterior tema, vuelve a incidir practicamente en los mismos aspectos y sigue la senda del tedio. Al menos cierran el trabajo de una forma eficiente con el gran trabajo en la batería de Lars Ullrich el gran protagonista de Spit out the Bone, un trallazo en la base rítmica y el tema que mejor sabe resucitar la esencia del Black y el Justice for All.
En definitiva, es el mejor álbum de Metallica en muchísimos años. Este trabajo solo puede ser comparado con aquellos trabajos de los Metallica en los que apostaban por el metal. Es superior al Death Magnetic. La buena noticia es que vuelven al redil.... aunque no me sorprenderia nada que para su próximo trabajo se pasaran al grunge, al nu metal o busquen una colaboración extravagante, están por encima del bien y del mal en lo económico y pueden ofrecer lo que quieran.
Personalmente me gusta el álbum aunque es bastante lineal y falta muchísima chispa. Tratan de resucitar el espíritu del Black pero la lectura es que cualquier tema pasado siempre fue mejor. Aún así es un álbum divertido, aunque cae en picado en su segundo álbum, pero esta es la senda que les gustaría que siguieran a la inmensa mayoría de los fans.

Nota:
6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario