sábado, 5 de noviembre de 2016

Justino, un asesino de la tercera edad

1994. 94 minutos. españa. director: santiago aguilar. reparto: saturnino garcía, carlos lucas, marta muro, juanjo puigcorbé, alicia hermida, carmén segarra, carlos de gabriel. comedia negra.
sinopsis: Justino, un anciano recién jubilado como puntillero de una plaza de toros, ha descubierto una manera provechosa de ocupar su tiempo de ocio sin olvidar su antigua profesión. Su amistad con Sansoncito –un almohadillero- se va entretejiendo con una carrera criminal poco común. Sus tropelías le hacen reintegrarse en la sociedad, en lugar de marginarlo. Aunque su móvil no es el dinero, ha encontrado una manera fácil de conseguirlo.
 "Justino, un asesino de la tercera edad" podría haber sido una buena película al estilo Azcona. Tiene una buena premisa, y desde luego empieza bien, pero sus mimbres no son sólidos. Los actores recitan (sí, no interpretan) fatal, aunque sea parte de la broma y la caricatura; la película se va haciendo delirante, hasta alcanzar vetas de sonrojo de puro mala. El blanco y negro es una elección técnica interesante, que confiere potencia a ciertas imágenes y escenas.
Desde luego, hay buenas ideas y ocurrencias tras el filme. Pero el problema fundamental es que es demasiado casposo en su humorismo, que parece desfasado y rancio. No dudo de que La Cuadrilla intentó hacer algo a lo Berlanga, pero sólo se le acercaron en el uso del blanco y negro.
justino es un asesino en serie.... a la española. la verdad, es que no vean en esta peli un triller, porque no lo van a encontrar. esta película, primordialmente es un homenaje al cine español de los 50, 60. 70 al maestro azcona, y a berlanga, el uso del blanco y negro le dota de más realismo. También destaco muchos actores, especialmente carlos lucas en el papel de sansoncito, mucho mítico en esta cinta.
justino es un matador de toros, al que jubilan anticipadamente. está completamente desubicado, vive con sus 2 hijos que lo tratan como si fuera un viejo chocho, y el no sabe que hacer con su vida, se siente como un objeto más de la lampara. ¿ Que saber hacer justino en esta vida? pues matar toros con su daga. El se siente valido aún y sigue soñando con sus tiempos taurinos, así que en su enferma mente, el sigue siendo un matador. substituye la plaza por las calles, y los toros por personas, y se dedica a asesinar al que tiene la desgracia de cruzarse en su camino. Les roba el dinero, y nadie sospecha del bueno de Justino, porque todos le creen un viejo inútil. Justino y sansoncito, tienen un sueño, irse a benidorm, porque nunca vieron el mar, ni a las turistas alemanas.
hay muchos homenajes en esta película: el director simplemente convierte a Justino en un asesino para hacer una crítica contra la sociedad. Y decir que los ancianos tienen sitio en ella, y que deben ser tratados con más respeto. Después hay homenajes: el sueño de estos dos camándulas es irse a benidorm... mismo sueño que tenian pajares, esceso, o alfredo landa en la " gloriosa" época del cine del destape español. Homenaje pués al cine del destape.
Nuevo homenaje, o intento de homenaje, al maestro Azcona, el mejor guionista que dió este país, aunque el guión de Justino se coje con pinzas, es flojísimo. Personajes berlanguianos, pero sin la chispa y magia que berlanga imprimia a sus obras. Homenaje a las comedias de enredos, y a las películas sin pies ni cabeza del cine español, como amanece otro día.
En definitiva, muy buenas intenciones, ejercicio curioso pero olvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario