jueves, 10 de noviembre de 2016

Imparable

Usa 2010 101 minutos. director: Tony Scott. guión: Mack Bomback. música: Harry Gregson. fotografia: Bob Seresin. productora: 20 th century fox. Reparto: Denzel Washington, chris pine, rosario dawson, ethan suplee, elizabeth mathis, kevin dunn, jessy scrham, meagan tandy, kevin chapman, david wassfosky, Jeff Wincott.

Sinopsis: Un experimentado ingeniero de ferrocarriles (Denzel Washington) está a punto de ser despedido de su empresa, pero antes conoce al novato (Chris Pine) que lo va a sustituir. La situación cambia cuando un tren lleno de un peligroso combustible empieza a saltarse estaciones a toda velocidad poniendo en peligro la vida de miles de personas.

Aunque se podrían decir muchas cosas del particular estilo narrativo de Tony Scott sólo sea por lo difícil que me resulta encontrar en sus películas resquicio para el aburrimiento que criticarle me parece un acto tremendamente insensato y desagradecido. Si bien 'El último boy scout', 'Enemigo público', 'Spy Game' o 'Asalto al tren Pelham 123' puede que no sean meritorias de ser impresas con letras de plata en ninguna antología, un servidor se lo pasa en grande con cualquiera de ellas pues cumplen a la perfección aquello para lo que han sido concebidas que no es precisamente para ser impresas con letras de plata en ninguna antología, cosa que por otro lado sí que podrían merecer sus mejores trabajos, tales como 'Amor a quemarropa' o 'El fuego de la venganza'.


3 segundos es más que suficiente para saber cuál es una película de Tony Scott, quién sin duda es uno de los grandes artistas de Hollywood, entiéndase como aquel que dentro de la industria y de su impersonal modelo de fabricación ha sabido hacer valer casi cualquier producción suya mientras se forjaba un nombre propio gracias a un sello inconfundible, algo que incluso le podría otorgar la categoría de "autor" si no fuera por la comercialidad evidente de sus largos. Este es un detalle importante porque aunque Hollywood sea quién pague las facturas la rubrica pertenece plenamente a Scott, quién hace y deshace a su manera y no al revés, y que como no podía ser de otra forma se mantiene fiel a sí mismo con 'Imparable' donde vuelve a demostrar que él, junto a Michael Bay, es único a la hora visualizar con suma eficacia, entusiasmo y energía un dinámico y estilizado pasatiempo que por encima de cualquier otra consideración antepone una puesta en escena abrumadora, intensa e impactante.


Scott no tiene un pelo de tonto. Conoce la causa a la que sirve, sabe lo que tiene entre manos, y comprende perfectamente cómo y qué hacer para que funcione. Y no sólo hablamos de su dominio de la puesta en escena, sino también de su economía narrativa. En 'Imparable' tenemos a los personajes perfectamente definidos en apenas 5 minutos, tanto al tren como a los protagonistas sobre las vías a los 10, y el conflicto expuesto a los 15, mientras que todo lo demás se resuelve antes de unos frenéticos 100 minutos. Entre medias convencionalismos, personajes unidimensionales, helicópteros a gogó, diálogos de andar por casa y las visitas de rigor a los lugares comunes del género, todo ello retratado sin sutileza alguna pero con el pragmatismo de un artesano del entretenimiento que lo muestra todo de forma concisa, siempre aportando algo que mueva la historia hacia delante con decisión, y lo que es más importante, intercalando todo entre medias de unos cuantos set pieces repletos de tensión que culminan con un clímax de los que justifican una entrada. Si tuviéramos que vender la idea sería "algo así como 'Speed' sobre raíles", salvando alguna que otra distancia pero de resultados similares.
https://www.youtube.com/watch?v=JM-0Ywc7wNY
trailer

No hay comentarios:

Publicar un comentario