sábado, 12 de noviembre de 2016

Eliot Ness en Chicago 1 parte

Lo que parecía una buena idea, designar la sede de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés), organismo federal con sede en Washington, con el nombre de Eliot Ness, ha provocado un largo debate sobre los méritos del famoso agente.
Eliot Ness (1903-1957), que fue agente del precedente de esa oficina destinado en Chicago en los años de la Prohibición, ganó notoriedad por su lucha en la década de 1930 contra los negocios mafiosos de Al Capone. Su historia inspiró el libro «Los intocables», publicado a los meses de la muerte de Ness y que rápidamente fue un éxito (se han vendido 1,5 millones de copias). Luego tuvo una adaptación a la televisión y en él se basó la película de 1987 protagonizada por Kevin Costner, que ganó un óscar.

La idea de poner su nombre al edificio de la ATF ha partido de los dos senadores de Illionis, donde se encuentra Chicago, y de un senador de Ohio. Su propósito es «honrar al legendario agente que luchó para llevar a la Justicia al capo Al Capone». Y ahí es donde empiezan los problemas, porque en realidad Al Capone fue a prisión no por los cargos de producción y tráfico de alcohol, sino por evasión de impuestos. Fue el Tesoro el que propició la condena del mafioso.
Para dejar claro que eso es así, dos concejales de Chicago se han movilizado con el fin de que el Ayuntamiento de la ciudad, en una declaración meramente simbólica y sin efecto, rechace que la sede de la ATF se llame Eliot Ness. «Chicago debe alinearse con la historia. La leyenda de Ness es simplemente eso; es un mito de hoyllywood», dijo Edward Burke, uno de los concejales. Además, pintó a Ness como un fracasado al final de su vida, sin lograr la candidatura a la alcaldía de Cleveland que pretendía y «cargado de bebida fuerte».
Burke se ha distinguido en el consistorio por el revisionismo histórico. En una ocasión promovió una resolución para absolver a la vaca de la señora O’Leary del comienzo del gran fuego que sufrió la ciudad en 1871.

No hay comentarios:

Publicar un comentario