sábado, 12 de noviembre de 2016

Bombai

Ciudad de contrastes por excelencia, Bombay o Mumbai, como se llama en India, cuenta entre sus habitantes con los más ricos del sur de Asia, aunque también con los más míseros. Extremadamente populosa, no en vano cuenta con más de dieciocho millones de habitantes, Bombay tiene una clara división entre norte y sur, entre pobreza y riqueza. Aunque no administrativa ni política, Bombay es la capital económica del país.
En la zona sur, además de bellos y recios edificios del pasado colonial, Bombay aparenta, a la vista, ser una ciudad próspera. En la parte norte se agolpan las chabolas, donde la pobreza y las enfermedades campan a sus anchas. Lo que se encuentra por igual en ambos lados es una polución asfixiante. La ciudad está bañada por el mar Arábigo el cual, justo en la costa de Bombay, contiene aguas turbias y oscuras debido a la alta contaminación. También la miseria se respira en el aire, pues toda la ciudad huele como un gigantesco vertedero. A pesar de estos inconvenientes, Mumbai es una ciudad fascinante. En ella se hablan más de doscientos idiomas y se profesa un número similar de religiones.

Además de sentir el pulso de esta caótica ciudad, en una estancia en Bombay no deben dejar de visitarse algunos puntos turísticos de interés. Uno de ellos es la casa museo de Gandhi donde, entre muchos objetos y curiosidades, se encuentra una misiva que el pacifista indio remitió a Hitler abogando por la paz en la Tierra.
En el corazón financiero se pueden observar muchas edificaciones coloniales. Una de las más bellas es la estación de tren Chhatrapati Shivaji, inaugurada en 1888, y construida en una mezcla de estilo victoriano y tradicional indio. Es interesante visitar la Gateway of India, un arco de triunfo que se erigió en honor del rey Jorge V, y que fue el lugar elegido por el Imperio Británico para despedirse de India, al lograr el país su independencia.En el área metropolitana de Bombay (que agrupa el distrito suburbano de Bombay y las ciudades de Navi Mumbai, Thane, Bhiwandi y Kalyan) viven 21,5 millones de personas. Según cómo definamos el tamaño de las megaciudades, el Gran Bombay es la segunda más grande del mundo, sólo superada por la metrópolis de Nueva Delhi, la capital de la India, con una población de 25 millones de personas en 2014 (World Urbanization Prospects de Naciones Unidas).Con aproximadamente 28 000 habitantes por kilómetro cuadrado, Bombay es una de las zonas con mayor densidad de población del mundo. En comparación, en Tokio viven 13 500 habitantes por kilómetro cuadrado y en Nueva York, unos 7300, mientras que Shanghái y Berlín tienen una densidad de entre 3600 y 3800 habitantes por kilómetro cuadrado. El caso más extremo es el del slum de Dharavi, que alcanza la increíble densidad de 334 728 habitantes por kilómetro cuadrado.Bombay es una de las ciudades más ricas de la India, ya que acumula un 25 % de la producción industrial y un 70 % del comercio marítimo. La ciudad es la capital comercial, financiera y de ocio de la India. Además, el centro neurálgico de la industria cinematográfica en idioma hindi, llamada “Bollywood”, se halla en Bombay. La mayoría de las principales cadenas de televisión y editoriales de la India también está instalada en esta ciudad. Esta concentración de instituciones culturales y financieras atrae a personas de todo el país y crea un alto grado de diversidad.
 De hecho, el 62 % de todos los habitantes de Bombay viven en los barrios pobres llamados slums. En cifras absolutas, cerca de 9 millones de personas residen en lugares como Dharavi, el mayor slum del centro de Bombay, donde se amontona hasta 1 millón de habitantes en tan sólo dos kilómetros cuadrados.
Por otra parte, Bombay es conocida por sus edificios de la época colonial, sus oficinas de estilo soviético y dos lugares incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Entre sus 31 edificios con una altura superior a 100 metros, las Imperial Towers (256 m) son las más altas hasta la fecha. La futurista Residencia Antilia, finalizada en 2010 por los arquitectos Perkins + Will, fue declarada la vivienda particular más cara del mundo.

Puesto que la ciudad está superpoblada y la vivienda en Bombay es cara, mucha gente vive lejos de su lugar de trabajo y debe desplazarse a diario.
El 88 % de esas personas usan el transporte público, es decir, los trenes de cercanías, los autobuses, los taxis o los bicitaxis. Partiendo de un plan central en 2004, el concepto de un sistema de metro fue haciéndose realidad poco a poco. En junio de 2014 entró en servicio la primera línea.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario