viernes, 11 de noviembre de 2016

Alfa Romeo 4c

El Alfa Romeo 4C es un coupé biplaza que emplea tecnologías y materiales derivados del Alfa Romeo 8C Competizione. Apuesta por un nuevo motor de aluminio sobrealimentado con cuatro cilindros, inyección directa y 240 CV. Va montado en posición central-trasera y unido al cambio de doble embrague TCT de seis velocidades, que se encarga de enviar toda la fuerza al eje posterior. Por supuesto, tampoco falta el selector de modos de conducción Alfa DNA, que se ha evolucionado y cuenta con el hasta ahora inédito modo 'Race'. La firma italiana promete auténtica diversión al volante y no es de extrañar. Mide cuatro metros de largo, su distancia entre ejes es de 2,4 metros, pesa 895 kilos y su relación peso/potencia de 4 Kg/CV es similar a la que ofrece un Porsche 911 Carrera S. Con estas cifras, le bastan los 240 CV de su 1,8 litros turbo para alcanzar el 0 a 100 km/h en 4,5 segundos o llegar a los 258 km/h.

Su motor, aunque sí es cierto que lo vimos ya en el del guiletta más potente, ha sufrido tantos cambios que ya no parece el mismo (y aquí va otro dato jugoso: probablemente lo veremos en el resto de modelos próximamente). Es un cuatro cilindros de aluminio sobrealimentado, de inyección directa y una potencia de 240 CV. En cuanto su turbo Garret (de geometría fija) sopla, otorga una entrega de par de 350 Nm constantes hasta más de 4.000 rpm. ¡Menuda patada! Recordemos que los ingenieros se las han maravillado para que pese unos 920 kg con un 90 % de gasolina en su depóstio (de 40 litros), por lo que esas cifras de su bloque no deberían, en absoluto, sonarte a poco. En serio. Es cierto que el coche podría digerir algo más de potencia sin ningún tipo de problemas... pero este Alfa corre, créeme.

Al abrir el capó trasero, que alberga su propulsor (que no es precisamente ligero aunque esté realizado en fibra de vidrio, todo hay que decirlo), me encuentro un pequeño maletero de 110 litros. ¡Fíjate! se pueden hacer hasta escapadas de fin de semana con una maleta pequeña. El resto está ocupado por el bloque y veo que va montado en posición central transversal (solo hay espacio para dos ocupantes). Puedo ver un conducto de aire que va desde la toma de aire trasera derecha hasta el trubocompresor, para refrigerarlo, y la toma izquiera dirige el flujo hacia el intercooler. ¡Ah! También hay un sistema que sigue refrigerando la mecánica durante 10 minutos tras apagar el coche, por aquello de evitar principalmente 'la muerte del turbo'. Se agradece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario