lunes, 17 de octubre de 2016

todo es silencio

España 2012 119 minutos. drama. Director: jose luis cuerda. guión: manuel rivas. música: sergio moure. fotografía: hans burman. productora: milou films. Reparto: quim guitiérrez, miguel ángel silvestre, celia freijeiro, xoque carvajal, axel fernández, carolina cao, sergio gonzález, chete lera.
Sinopsis: Años 70. En Noitía, un pueblo de la costa atlántica gallega, viven Fins y Brinco, dos adolescentes que mantienen una relación de amistosa rivalidad en medio de la cual se encuentra Leda, una chica algo mayor que ellos. La joven elige a Fins y lo arrastra en la búsqueda de los tesoros que los naufragios arrojan a las playas. Su relación se interrumpe bruscamente cuando Fins se va del pueblo, tras la muerte de su padre mientras pescaba con dinamita. Cuando veinte años después, Fins vuelve convertido en policía, comprueba que todo ha cambiado en Noitía: el tradicional contrabando de tabaco ha sido sustituido por el narcotráfico, que está bajo el control del cacique local, cuyo lugarteniente es Brinco, que, además, ha tenido un hijo con Leda. Fins someterá a la pareja a una vigilancia, en la que se entremezclan el cumplimiento del deber con viejos sentimientos.

 Esperaba bastante más de esta película y no sólo porque sea una obra del mismo hombre que firmó: Amanece que no es poco, El bosque animado, La lengua de las mariposas e incluso Los girasoles ciegos; también porque había sido elegida para inaugurar (fuera de concurso) la 57 edición de la Seminci. Me ha decepcionado y me ha resultado imprecisa y deslavazada; y bien que lo siento porque me caen bien José Luis Cuerda y Juan Diego (la única interpretación creíble).


"Todo es silencio" se queda en el intento de trasladarnos una historia con muchas posibilidades: la infancia de tres amigos gallegos que evolucionarán de distinta manera en función de la proximidad o alejamiento de Noitía, el pueblecito costero que ha reconvertido con el paso de los años su delictiva actividad de contrabando de tabaco para entrar en el magro negocio del narcotráfico.
Los mejores momentos, para mi gusto, tienen lugar en la primera parte, cuando la cámara del director se sitúa en los ojos de los niños. El salto de veinte años desequilibra el film, que se convierte en un batiburrillo en el que, por momentos, chapotean los actores, consiguiendo que los espectadores se alejen de una realidad digerible.
El guión del buen escritor Manuel Rivas, basado en su propia novela, no ayuda a desfacer ningún entuerto, más bien todo lo contrario. Incluso me atrevería, irresponsablemente, desde mi lógico desconocimiento de aficionado, a añadir que tal vez sea el desencadenante de un proyecto fallido.
https://www.youtube.com/watch?v=3HM-vzq7usw
trailer

No hay comentarios:

Publicar un comentario