jueves, 13 de octubre de 2016

Testament " Brotherhood of the Snake"

Testament " Brotherhood of the Snake" Thrash Metal Usa 2016
Temas:
1. Brotherhood Of The Snake
2. The Pale King
3. Stronghold
4. Seven Seals
5. Born In A Rut
6. Centuries Of Suffering
7. Neptune's Spear
8. Black Jack
9. Canna-Business
10. The Number Game

Formación:
Eric Peterson: Guitarra
Alex Sckolnick: Guitarra
Chuck Billy: Cantante
Gene Hoglan: Batería
Steve Digiorgio: Bajo


Por derecho propio son uno de los grandes del Thrash en Estados Unidos. La carrera de esta banda californiana siempre fue bastante regular con algún que otro bajón, sobre todo en los noventa, década en la que patinaron todos. Pero se puede decir que en los últimos años la banda está viviendo una época dorada y es que con ese duo de guitarristas de primer nivel, es imposible editar un mal álbum.
El Brotherhood of the Snake sale editado el 28 de octubre y es un álbum donde los Testament tiran de old school, es un trabajo revival y que pretende volver a los tiempos dorados de la Bay Area. El trabajo arranca con Brotherhood of the Snake. Un Thrash acelerado donde tiran de agresividad y sonido de los noventa de la Bay Area típico. Se produce un cambio de ritmo donde se introducen unos riffs doblados melódicos y atmosféricos que recuerdan a los Megadeth y Metallica. Quizás la producción es excesiva y la voz de Chuck está muy retocada, pero hay muy buenos momentos en este tema.
The Pale King arranca con dos riffs pisándose y veloces acompañados por la magia de DiGiorgio al bajo... Testament tiene una formación estelar, las cosas como son,  por nombres, son la mejor banda de Thrash y de largo. Este tema suena 100 % a Metallica en su buena época, en la era del And Justice for All y también suena al Practice what you Preach que editó Testament en 1989. Me gusta la técnica que hay en el riff, pero no dejan desarrollar el solo para producir un cambio de ritmo en una tonalidad mas baja y con aires metaleros.
Stronghold es Thrash old school de los de toda la vida. Velocidad en el estribillo y mediotiempo con distorsión en la guitarra para recrear una atmósfera oscura para luego tirar de un mediotiempo que se va acelerando poco a poco, con la gorra. Seven Seals tira de un riff melódico y se instalan luego en el mediotiempo. Muy buenos esos apuntes de los guitarristas con esos solos cortos y limpios que van salpicando el tema, suena intenso, quizás le falta feeling pero calidad por arrobas siempre lo que presentan los Testament.
Born in a Rut es un mediotiempo donde se puede apreciar cada instrumento nitidamente y la calidad que ofrece cada músico, en este plástico cada uno tiene su espacio. En los cambios de ritmo los Testament siempre se muestran ambiciosos y nos regalan grandes momentos, el de este tema no te lo esperas y es muy atmosférico. Por ponerle una pega me vuelve a sobrar esa producción tan recargada pero es algo típico de los sellos que buscan una venta masiva... aunque hoy en día eso ya es cosa del pasado.
Centuries of the Suffering tiene mas garra y deja un poco de lado la melodía. Es un tema veloz e incisivo donde Chuck juega con voces guturales. El tema en sí, no tiene gancho ninguno y por momentos me recuerda a los Overkill, pero pese a la falta evidente de feeling, los guitarristas siempre nos ofrecen un plus de calidad en este caso en el riff hay un acercamiento al Death metal.
Neptune's Spearse instala en un mediotiempo técnico donde tiran de riffs que rozan el progresivo, de nuevo tirando de emotividad entre Skolnick y Peterson que ofrecen un trabajo de primera, fijaos en el solo de este tema porque es muy creativo y tiene cierto aire flamenco. Black Jack es un tema mas standart. Un Thrash muy blandito acelerado y que recuerda a Megadeth y también a Watchtower. De nuevo asistimos al show total de sus guitarristas.
Canna Business es un tema que trata el tema del Cannabis, pero no habla de legalización sino del negocio que se hace con el. Es un tema que ya conoceis todos pues la banda lo ofrecio de adelanto, a mi no me atrapa, aunque es cierto que es un Thrash mas clásico.The Number Game pone la traca final con redobles de batería y un estribillo típico de los Testament en su etapa mas blanda como podría ser el The Ritual.
La conclusión es muy sencilla. Ni de lejos es el álbum mas contundente de los Testament, a níveles de caña, hasta diría que es uno de sus trabajos mas blandos junto al The Ritual, amado y odiado a partes iguales. Pero es un álbum que mezcla ese rollo Bay Area clásico con un trabajo de guitarras mucho mas creativo, técnico y que mezcla varios estilos, uno de los álbumes mas técnicos de Testament. Sinceramente me parece lo mejor que han editado desde Low y ya llovió.

Nota:
8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario