viernes, 28 de octubre de 2016

Rio Abajo

1984 España 103 minutos. Director: Jose luis Borau. Guión: Jose Luis Borau. Música: Armando Manzanero. Fotografia: Teo Escamilla. Drama. Productora: Coproducción USA-España-Australia; El Imán / Amber Film.
Reparto:  David Carradine, Scott Wilson, Victoria Abril, Jeff delger, Paul Richardson, Sam Jaffe, Jesse Vint, Mitch Pileggi, Christopher Saylor, David Estuardo, Anne Galvin.
Sinopsis:Un agente fronterizo está decidido a detener a un delincuente norteamericano que pasa material de contrabando a ilegales a través de la frontera de México.
Sinopsis:  Interesante co producción España/Usa/Australia (los minuciosos y extensos créditos iníciales, aparte de ser una rara avis ya que en la mayoría de las películas solemos verlos al final, te ponen en la frontera antes de empezar la película), dirigida en un largo (4 años) rodaje lleno de incidentes por José Luis Borau y escrita en colaboración con el australiano David Greig, en el que se nos cuenta a la manera “vidas cruzadas”, de forma realista y con las ciudades de Laredo (Texas) y Nuevo Laredo (México) como reales escenarios donde transcurre la acción, varias historias que tienen como eje de la trama la vieja rivalidad entre Bryan (David Carradine), un coyote que antes estuvo en la patrulla fronteriza y Mitch (Scott Wilson), un duro ex compañero de este, que a lomos de su avioneta de patrulla sobre el Rio Grande ha convertido la caza de Bryan en una obsesión, mostrándonos a su vez las debilidades e idas y venidas de los agentes, que lo mismo capturan y zahieren a los inmigrantes que pillan cruzando la frontera, que luego se pasan a la parte mexicana y se nos muestran como unos puteros de tomo y lomo.

Precisamente a través del personaje de Engracia Gómez (Victoria Abril), una desenvuelta prostituta del club “Papillon” y el encoñamiento con esta por parte de Chuck (Jeff Delger) un aspirante a agente que a su vez se ve envuelto en un incidente en el que muere un chaval que intentaba cruzar en el interior de un camión conducido por Bryan y el también encoñamiento de la sensual Engracia por parte de un cada vez mas mezquino Mitch, es donde reside el mayor interés de la película, lo que acompañado de la magnífica y en algunas escenas cuasi documental ambientación y teniendo en cuenta que la vieja rivalidad que al comienzo parecía ser el leiv motiv se queda en agua de borrajas (David Carradine a partir de la primera media hora prácticamente desaparece), nos da como resultado una más que digna película fronteriza (también hay una subtrama político/social sobre el espinoso asunto de la inmigración).

Por último añadir que una joven (25 años) y muy sensual Victoria Abril (Fotogramas de Plata por este papel) realiza un magnífico trabajo, comiéndose la pantalla cada vez que aparece en escena (esta chica a poco que se lo hubiera propuesto podía haberse hecho un nombre en los USA sin despeinarse) y el gozo para los sentidos que supone reencontrarnos con el gran Sam Jaffe (el profesor Erwin Riedenschneider en la mítica “La jungla de asfalto 1951”) en el papel de “El gabacho”, un libidinoso y turbio anciano al que todos le muestran temor y respeto (hay una escena al final en el que le vemos aproximarse a una pared donde hay colgado un almanaque con unas mujeres desnudas esgrimiendo una libidinosa sonrisa que nos hace recordar de forma inmediata su escena final en la película de John Huston).

No hay comentarios:

Publicar un comentario