jueves, 6 de octubre de 2016

Opeth - Sorceress

Opeth - Sorceress metal progresivo Suecia 2016
Temas:
01. Persephone
02. Sorceress
03. The Wilde Flowers
04. Will O The Wisp
05. Chrysalis
06. Sorceress 2
07. The Seventh Sojourn
08. Strange Brew
09. A Fleeting Glance
10. Era
11. The Wilde Flowers

Formación:
Mikael Akerfeldt:  Guitarra, Cantante, Piano
Martín Méndez: Bajo
Martin Axenrot: Batería
Fredrik Akesson: Guitarra
Joakim Svallberg: Teclados, Piano, Mellotron

Yo siempre lo diré, banda que coje la Nuclear Blast banda que jode. Mirad a los Grand Magus de posibles leyendas del Under y una de las bandas llamadas a liderar un cambio en el metal a ser una banda del montón. Mitad a estos descafeinados Opeth que con esta música podrían utilizarla de base sonora para un anuncio de colchones...
Si añoras los tiempos de Death extremo técnico, olvidate de ellos porque tiene pinta de que no van a volver nunca, los Opeth de ahora son una banda revival setentera con cientos de influencias y a cada cual más compleja que la otra, no nos engañemos, tienen una clase tremenda pero a mi no me transmiten absolutamente nada.
Persephones una especie de intro donde uno se imagina las bandas sonoras de Ennio Morricone para las películas de Sergio Leone, pero con Sorceress cambian completamente de registros. El inicio es muy psicodélico y me recuerdan a los Hawkind, mucho trabajo de sintetizadores para luego instalarse dentro de un mediotiempo machacón y de aires progresivos con voces limpias para desgracia de sus fans.
The Wilde Flowers es un corte que recoje elementos de los Led Zeppelin en su última época, del Perfect Strangers del 84 de los Purple y el trabajo de Jhon Lord en los teclados, no nos volvamos locos y pensemos que los Opeth son unos revolucionarios y complican mucho su apuesta musical, que es una banda de Nuclear Blast que es el Mcdonalds de las discográficas.
Will o the Wisp es un corte con arranque acústico, Entra la batería con un ritmo de jazz fussion y arreglos de viento mientras el teclado sigue dotando el tema de atmósfera, muy melódico y recuerda claramente a los Marillion en la etapa de Fish, lo mas interesante es la clase y el bluesy a lo Slowhand Clapton que se cascan en mitad del tema.
Chrysalis es un corte que vuelve a apostar por emular a los Deep Purple y a la técnica de Jhon Lord en los teclados, mucho protagonismo para teclados, mellotron, piano y sintetizadores en este trabajo y muy poco para las guitarras. Sorceress 2 vuelve a apostar por las acústicas, pero en esta ocasión hay mas melancolía, una atmósfera mas honda y con el uso del mellotron me recuerdan ligeramente a los Led Zeppelin en el Starway to Heaven. Hay buenos elementos en este tema, pero todos juntos no cuajan y me resulta soporífero.
The Seventh Sojourn es el tema mas interesante en cuanto a la base rítmica, con un ritmo latino y un aire arabesco en las guitarras, pero demasiada variedad y el oyente se va desconectando poco a poco. Strange Strange Brew no sabes a lo que juega, hay jazz fussion a lo Camel y momentos de Hawkind y mucho space rock en cuanto a la arrancada del corte no inventan nada, simplemente emulan a los Dream Theater.
A Fleeting Glance presenta acústicas de corte medieval y unos coros que recuerdan a los Reo Speedwagon. suave y jugando de nuevo con texturas de Jazz fussion. Era es un corte de rock progresivo, que abandona un tanto las influencias setenteras y planta cara a la actualidad, es de los temas mas interesantes, el problema es que no pega ni con cola con el resto de temas.
 Influencias de Asia, Camel, Marillion, Deep Purple, King Crimson, Eloy, Mahavishnu Orchestra, Soft Machine... tampoco es tan complicado. Te dirán que este álbum gana con las escuchas pero es mentira, si sabes algo de música en la primera escucha ya lo calas. Opeth tiene calidad por arrobas pero algo no funciona. Este trabajo tema a tema no funciona en ningún momento, es una versión muy menor de bandas setenteras que se mueven desde el rock progresivo, el space rock e incluso el Jazz Fussion, pero en ningún momento cuaja. Aún así se han ganado el derecho a hacer lo que les de la real gana, pero yo prefiero refugiarme en sus dos primeros álbumes antes que escucharme este trabajo con calidad pero soporífero y sin gancho.

Nota:
4,25/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario