lunes, 24 de octubre de 2016

Miguel Ligero

Casado con la vedette, Blanca Pozas , fue un actor de revista, cine y zarzuela.
Siendo aún un adolescente, abandonó sus estudios de bachillerato para convertirse en torero, aunque terminó en una compañía de teatro infantil. Continúa su carrera teatral y se integra en la Compañía de Enrique Lacasa, llegando al rango de galán en  1917.
A principios de la década de los años 30, inicia una gira por Argentina, haciendo revista e interpretando Las Corsarias, a finales de la misma, durante la guerra civil española  interpretando sobre todo sainetes operetas y zarzuela se marcha a América, y empieza a representar teatralmente el papel de Don Hilarión en La verbena de la Paloma
Debuta en el cine en 1926, pero será en la década de los 30 cuando alcance un auténtico reconocimiento como primera figura de la pantalla en el cine español de la época. Al inicio de la década rueda en Hollywood  versiones para países de habla hispana de películas de la Fox , como Hay que casar al príncipe (1931), de Lewis Seiler o ¿Conoces a tu mujer? (1931), de David Howard.
A su regreso a España , forma pareja artística con Imperio Argentina y ambos ruedan juntos Sulpicio (1934), de Florian Rey Se inicia de ese modo uno de los tándem artísticos con más éxito en el cine de la segunda república y por extensión del cine español.

Continuarán juntos en el novio de mama(1934), nobleza Baturra (1935) y Morena Clara (1936), interpretando Ligero el contrapunto cómico a los papeles de Imperio Argentina o de Estrellita Castro como en Suspiros de España  (1939) y Los hijos (1939). Durante ese tiempo aparece en la versión cinematográfica de la verbena de la paloma (1934). 
Tras la guerra Civil la carrera de Miguel Ligero entró en un progresivo declive, no participando apenas en teatro, lo que no le impidió, sin embargo, encarnar papeles destacados en filmes como el rey de las finanzas(1944) y en ocasiones repitiendo personajes que ya antes había interpretado en nuevas versiones de clásicos como Morena Clara (1954), de Luís Mingarro en esta ocasión con Lola Flores; la verbena de la paloma (1963), de Heredia con Concha Velasco e Irán Eory; o Nobleza baturra (1965), de Orduña.
Colaboró en el guion cinematográfico de Sobresaliente, de 1953 y su hijo fue un famoso figurinista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario