miércoles, 12 de octubre de 2016

Lucha contra el cambio climático

Usa menos el coche privado, siempre que puedas, utiliza medios de transporte sostenibles, como la bicicleta  o usa más el transporte público. Ante largas distancias, lo más sostenible es el tren, por encima del avión, causante de gran parte de las emisiones de CO2 emitidas a la atmósfera. Si lo tuyo es el coche , recuerda que cada kilómetro que aumentas la velocidad, aumenta considerablemente el CO2 y el gasto. Según la CE, cada litro de combustible que consume el coche, supone unos 2,5 kilos de CO2 emitidos a la atmósfera.
 Fíjate en las etiquetas de los electrodomésticos, y no los dejes nunca en stand by . Ajusta siempre el termostato, tanto para la calefacción como para el aire acondicionado Cuidando un poco el uso de los electrodomésticos en casa, podremos ahorrar energía y, como no, dinero a fin de mes.


- Reduce: consume menos, de manera más eficiente.
- Reutiliza: aprovéchate de los mercados de segunda mano para dar otra oportunidad a aquello que ya no usas o hacerte con algo que necesitas y que otra persona ha desechado. Ahorrarás dinero y conseguirás reducir el consumo. Practica también el intercambio.
- Recicla: envases, residuos electrónicos, etc. ¿Sabes que puedes ahorrar más de 730 kilos de CO2 al año sólo con reciclar la mitad de la basura que se genera en el hogar

Una dieta baja en carbono supone consumir de forma inteligente
- Reduce el consumo de carnes (la ganadería es uno de los mayores contaminantes de la atmósfera) y aumenta el de frutas, verduras y hortalizas.
- Todos los productos, de proximidad y de temporada: lee el etiquetado y consume aquellos que tengan un origen cercano, evitando las importaciones que suponen emisiones extra por el transporte. Consume también productos de temporada, para evitar otros modos de producción menos sostenibles.
- Intenta consumir más productos bio, ya que en su producción se usan menos pesticidas y otros químicos.
- Evita todo lo que puedas los embalajes excesivos y los alimentos procesados.

- En la medida en la que puedas, evita lo que provoque riesgos de incendio.
- Si quieres comprar madera, apuesta por aquella con certificación o sello que asegure su origen sostenible.
- ¡Planta un árbol! En toda su vida, puede absorber hasta una tonelada de CO2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario