miércoles, 19 de octubre de 2016

Liar " Cheatin' Games"

Liar " Cheatin' Games" Speed metal 1991 Alemania
Temas:
1. Five Minutes to Go
2. You Will Never
3. Animals
4. L.O.V.E
5.  Standing on the Wrong Side
6. Boys dont Cry
7. Liar
8. Take Away
9.  Flamin' Youth
10.  B.4 R

Formación:
Teffe: Batería
Manu Münzel: Guitarra
Dipzy: Guitarra
Bone: Teclado
The Duke: Cantante


  Es una banda de Dortmund que trato de seguir la estela de bandas speedicas como los S.D.I, Tyrant y los Grave Digger, con la peculiaridad de que incluyen teclado en todos sus temas, la verdad es que el primer trabajo era bastante flojo pero en este segundo esfuerzo discográfico, los temas están mucho más elaborados y tiene más fuerza.
La banda aprovecha su mejor cualidad que no es otra que la voz de The Duke, un cantante que es el clon de Jon Oliva y este segundo plástico tiran de la influencia de los Savatage en su primera época como en el tema Five Minutes to Go.
En este segundo plástico la banda, sigue con esa mezcla de Power/Speed de los primeros tiempos pero lo orienta hacia el progresivo. Hay muy buenos coros en el corte You Will Never, en cuanto al trabajo de teclados, es el que le pone el punto progresivo al asunto.
Incluso las guitarras tienen un sonido mucho más poderoso que se instala en el Speed metal y por momentos rozan el Thrash como es el caso del tema Animals. El tema más ambicioso de todo el plástico es L.O.V.E, un corte de diez minutos de duración con unos coros que está vez le dan al tema una melodía pegadiza y combinado siempre con esa velocidad y la gran voz de The Duke. Los cambios de ritmo son bastante potables y hay algún que otro buen solo en este corte.
Están mucho más integrados los teclados en el sonido de la banda que en el primer álbum, aún así no me terminan por convencer del todo, quizás el mejor momento de los teclados viene en el tema Standing on the Wrong Side.
Estamos en los ochenta y los vinilos ya se sabe, cara A de calidad y la cara B de rellenos, se cumple la profecía también con este trabajo, los temas Boys dont Cry y Liar bajan bastante la nota, en cambio otros cortes como Take Away les salva bastante.
Hay momentos desconcertantes en este plástico donde llegan a rozar el pop en los estribillos y es que los Liar seguían experimentando en su sonido, tratando de buscar algo completamente nuevo. Su primer álbum es un intento fallido, en este segundo plástico mejoran bastante y le dan ese toque progresivo que les queda mucho mejor, pero aún así no terminan de cuajar, de todas formas era una banda curiosa. Las ventas y la promoción del segundo álbum de los Liar fueron bastante pobres y este fué el motivo por el que decidieron cambiarse de nombre y tocar Hard Rock comercial. La banda llego a tener hasta tres cambios de nombre y tres estilos diferentes musicales, no se puede decir que no lo hayan intentado.
Lo que más me gusta de este trabajo son precisamente las partes más agresivas de la guitarra y es que por momentos me recuerdan a los Deathrow alemanes cuando pasaron del Thrash al progresivo, pero no es la tónica general de este plástico que suele derivar siempre en la melodía, aún así me parece un trabajo interesante y sobre todo diferente. Aviso para navegantes, si eres fan de los Savatage tienes que escuchar a los Liar, su cantante es clavado a Jon Oliva.





No hay comentarios:

Publicar un comentario