jueves, 6 de octubre de 2016

el salto de Mike Powell

El de Beamon duró 23 años y era el record más antiguo del atletismo. Powell no solo lo batió, sino que lo hizo en condiciones más adversas que las que enfrentó Beamon en aquel lejano verano de 1968.
Beamon logró su marca en la altura de México; Powell a nivel del mar. Powell hizo su salto en una noche de mucha humedad, con la amenaza de lluvia y muy poco viento. Beamon saltó durante el día, poco antes que comenzara a llover, y con el máximo de tolerancia del viento: dos metros por segundo. Mike Powell, un brinco al Siglo XXI Así como las Olimpíadas de México-68 permanecían en la leyenda a causa del casi inhumano salto de Robert Bob Beamon de 8 metros con 90 centímetros, algo así como poner cuatro carros juntos y pasar por encima de ellos, a los Campeonatos Mundiales de Atletismo de Tokio-91 probablemente se les recordarán por la hazaña de Mike Powell, un flacuchento de 1 metro con 90 centímetros que le arruinó la fiesta a su compatriota Carl Lewis.

Lewis venía de ganar con nueva marca mundial los 100 metros planos y quería escribir historia, no solamente ganando el salto largo, en lo que también es especialista, sino batiendo además la legendaria marca de Beamon.
Y casi que lo consigue porque saltó 8.91. Pero no contó conque Powell llegara al 8.95, aunque su salto real habría sido de 9.01 al haber haberlo comenzado seis centímetros antes de la línea de despegue.
Powell, de 27 años de edad, dio seis pasos de aproximación y 23 zancadas a la carrera, se apoyó a seis centímetros de la tabla y aterrizó a 8.95 metros. Hasta hoy jamás había derrotado a Carl Lewis, después de 15 enfrentamientos. Su hazaña acabó con la década victoriosa del hijo del viento en longitud.
Lewis se quedó de tal manera sin un triunfo histórico y, de paso, le quebraron una racha consecutiva de 67 triunfos en esta especialidad, que comenzó a practicarse a nivel mundial a partir de 1901 con un salto de 7 metros con 61 centímetros logrado por un irlandés llamado Peter O Connors en Dublin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario