sábado, 8 de octubre de 2016

El caballero del Dragón

91 minutos 1985 España ciencia ficción. director: Fernando Colomo. Guión: Fernando Colomo, Andreu Martin. música: Jose Nieto. fotografia: jose luis alcaine. productora: la salamandra. Reparto: klaus kinski, harvey keitel, miguel bosé, fernando rey, maria lamor, julieta serrano, josé vivo, josep maría poi, carlos triscancho, santiago álvarez.
Sinopsis: En algún momento impreciso de la Edad Media, en algún lugar indeterminado de Europa. Entre espesos bosques se erigía el sólido castillo de Ruk, en él sufría achaques el Conde, preocupado por el incierto futuro de su hija casadera, Alba; mientras tanto, Fray Lupo y Clever, el jefe de la guardia, conspiraban a las espaldas del Conde. Y entre aquellas sólidas paredes también un hombre misterioso, Boecius, elaboraba los ungüentos que habían de sanar al Conde, y experimentaba con alambique y retortas buscando la Piedra Filosofal, y una noche especialmente oscura, pronunció con voz firme una espeluznante invocación. Apenas había terminado de recitar el conjuro cuando en aquella noche oscura llegó el Dragón. Un animal volante y rugiente, con destellos de fuego, que empezó a capturar animales de todas clases. Los aldeanos de Ruk decidieron no pagar sus impuestos hasta que alguien acabara con aquel animal del averno. Éste fue el comienzo de una gran historia de amor, aventuras y fantasía.

 La idea era buena... Es decir, que pudo haber sido una buena película. Pudo. Tenía un director con ideas y ambición (Fernando Colomo); tenía buenos actores (Klaus Kinski, Harvey Keitel, Fernando Rey) y un altísimo presupuesto, el mayor que había tenido hasta aquel momento cualquier película española. Se quería hacer de esta película un producto exportable, de ahí a que se rodara en inglés ("Star Knight"; ese fue su título para el mercado anglosajón).

El resultado final de todas esas 'buenas intenciones' es un sub-producto esperpéntico que haría sonrojar a cualquier amante de la Ciencia-Ficción . Colomo se la jugó en esta película y ambición no le faltó... pero le salió muy, muy mal la jugada. "El caballero del dragón" es posiblemente una de las películas más chapuceras que salieron de aquella divertida década de los ochenta. Chapuza, bochorno, ultraje, bochornosa, despropósito, bodrio, tercermundista, fracaso... Cualquiera de estos adjetivos le vienen que ni pintados a este film.


Mención especial para el tarambana de Miguel Bose en el papel de su vida: un cruce asexuado de David Bowie, entre extraterrestre y guerrero borderline. Y digo papel de su vida porque apenas abre la boca en toda la película.

Únicamente recomendada a 'freaks' del cine fantástico, amantes de la caspa española más flagrante - como un servidor - o cuarentonas todavía enamoradas de Miguel Bosé.
https://www.youtube.com/watch?v=2qq_Tyg-1bk
trailer

No hay comentarios:

Publicar un comentario