sábado, 27 de febrero de 2016

Umberto Eco


: A los 84 años ha muerto en su casa de Milán Umberto Eco, filósofo, semiólogo, prolífico escritor, gran experto de comunicación y profesor universitario. Italia echará de menos un genio, que modernizó su cultura, y el mundo pierde a uno de los intelectuales más importantes de la cultura contemporánea. Eco, enfermo por cáncer desde hace tiempo, escribió numerosos ensayos de estética medieval, lingüística y filosofía, además de novelas de gran éxito, destacando «El nombre de la rosa» (1980), traducida en más de cien idiomas, que hasta ahora ha vendido más de 40 millones de copias, y «El péndulo de Foucault» (1988).
Umberto Eco nació en Alessandría, en 1932, en la región de Piamonte, en cuya capital, Turín, se doctoró en Filosofía en 1954, con una tesis sobre la estética en Santo Tomás de Aquino, iniciándose a interesarse en la filosofía y cultura medieval, campo que nunca abandonó.


La fama internacional le llegó en 1980 con su primera novela: «El nombre de la rosa», que dará a conocer el mundo medieval, de la que se realizó la película homónima en 1986. En «El péndulo de Foucault» afrontó temas como la búsqueda del santo Grial y la historia de los caballeros Templarios. Umberto Eco cuenta en sus novelas históricas hechos realmente sucedidos o leyendas que tienen como protagonistas personajes históricos o inventados. «Nunca pensé que mis novelas se llegarían a convertir en productos accesibles a las masas. Tanto es así que cuando acabé El nombre de la rosa pensé en darlo a un editor para publicar tres mil copias», explicó Eco al verse sorprendido por el éxito inmediato de su novela histórica. A partir de ese rotundo éxito, editores de varios países buscaron sus primeros libros que no habían sido traducidos, caso de su primera obra, «Problema estético en Santo Tomás de Aquino», su tesis doctoral, que de repente fue traducida y publicada en diversos idiomas.
Su último libro fue publicado en el 2015: «Número cero», obra en la que habla de la redacción imaginaria de un periódico. Se trata de una sátira sobre los límites del periodismo contemporáneo en tiempos de Internet. Precisamente Eco ha escrito en los últimos tiempos de las redes sociales, afirmando que «dan derecho de palabra a legiones de imbéciles», desencadenando con esta frase una fortísima polémica.


2 comentarios: