miércoles, 24 de febrero de 2016

Liberator " Slaughter Field"

Liberator " Slaughter Field" Heavy Thrash Inglaterra 2016
Temas:
Liberate Me
Mr Boomstick
Mechatyranny
The Crusader
Tex a Sholdem
Dead Men Rise
Slaughter Field
Venomous Hate

Formación:
 Mike Bower - Rhythm Guitar
 iain 'snailman' Burnham - Vocals
 Robert Hilton
 Lead Guitar Brady Moody - Bass
Paris Power - Drums


Desde Notthimgam nos llega el debut de los Liberator. Una banda inglesa que combina el Heavy metal y el rock . Portadón épico a más no poder, contraportada con los miembros con unas espadas del reino cimerio y tiramos adelante.
Arrancamos con Liberate Me, lo primero que llama la atención es la voz rasgada y rota de su cantante, no tiene mucha voz, pero tiene personalidad y le queda bien. El ritmo de batería es el típico del rock sucio de toda la vida, acelerado y con unos riffs muy oscuros y distorsionados, me recuerda a las bandas de metal más sucio de Usa.
Lo peor de la banda es la sección rítmica, esos ritmos de rock sucio, que rozan el punk, sin cambiar nunca de ritmo, matan finalmente al álbum. En este tema, más que cantar el frontman habla, y todo el protagonismo queda para los Riffs que no tienen nada de especial. Lo peor de todo es que no pasa absolutamente nada en el tema, se dedican a mantener un ritmo que aún encima carece de gancho.
Mechatyranny en este corte, de nuevo apuestan por la misma aburrida sección rítmica, el cantante vuelve a hablar, los coros no tienen potencia ninguna y el tema al menos presenta un riff distorsionado más potente, pero poco más que comentar, el álbum caé en picado.
Y es que te escuchas un tema y te los escuchaste todos. Quizás el único diferente es The Crusader, al menos se arrancan con unos ritmos más oscuros y tétricos, una atmósfera típica del metal inglés en los noventa, la idea es buena, lo potencian con una arrancada al galope, pero ni hay solo, ni hay cambio de ritmo, ni saben volver a retomar la atmósfera del inicio, ni rastro de épica, y el final es de banda amateur.
Los temas se van sucediendo y crece el sopor, Tex a Sholdem, no parece nisiquiera ni un tema, parece una broma. Dead Man Rise al menos recupera algo de esencia, el riff cargado de groove y oscuro, combinado con la atmósfera que propicia la campana de una iglesia, introduce un elemento oscuro a su música, pero el cantante y los coros ( los peores que escuché en mi vida, con gallos incluídos) matan al tema.
Slaughter field es el tema que da título al álbum, ruido de batalla para empezar, uno se espera un tema épico a más no poder, y se encuentra con el tema más punk de todo el álbum, suena sucio al menos y con una aceleración bastante buena, pero es lo de siempre, el quiero pero no puedo, tienen buenas ideas pero no las saben llevar a cabo.
Venomous Hate es el tema que cierra el trabajo y rozan el Thrash, y vuelven a estar influenciados por el metal americano.
Es una banda con un cantante muy limitado, un álbum sin solos ( y los pocos que hay son de primero de bachiller) , siempre con los mismos riffs, no cambian jamás de ritmo, todos los temas suenan iguales.... limitados técnicamente, flojísimo este trabajo. Y la idea era buena, pues suenan oscuros con cierto parecido a los Mentors, comparten el gusto de mezclar thrash, punk, y metal muy oscuro, quizás en directo ganen algo.

Nota:
2,75/10





No hay comentarios:

Publicar un comentario