miércoles, 24 de febrero de 2016

el Madrid gana la copa del Rey

El Madrid de Laso afrontaba en A Coruña su 15º final en cinco temporadas en busca de su 11º título, mientras que el Gran Canaria disputaba la segunda final de su historia (tras la del año pasado ante el Khimki en la Eurocup) soñando con su primer trofeo pero, a pesar de los mensajes de prudencia que los blancos lanzaron en la víspera de la final, durante muchos minutos la responsabilidad fue más lastre que la inexperiencia.

En mitad del atolladero madridista, Carroll desatascó a su equipo con seis puntos de sutura para las dudas que comenzaban a atormentar al campeón (50-56, m. 27). Ni Llull ni El Chacho encontraban el libro de instrucciones del partido y era de nuevo Maciulis, como ya ocurriera ante el Baskonia en semifinales, el que se encargaba de mantener la tensión defensiva y las constantes de carácter en las filas blancas. Mientras, en el Gran Canaria Oliver y Pangos tomaban medidas a la gesta acechando a su rival desde una distancia abarcable (59-62, m. 30).
Con el paso de los minutos, el miedo ante la gloria se cruzó con la memoria del éxito y la inercia comenzó a decantar la victoria para el Goliat de la final. El Gran Canaria, que había llegado al descanso con solo dos pérdidas de balón, acumuló ocho más en los 15 minutos siguientes y comenzó a pagar ante el aro rival su desgaste en la persecución y su agonística defensa. Un triple de Seeley y otro de Salin se estrellaron en el aro y con ellos gran parte del sueño amarillo. Un bingo de Rivers desde el 6,75 estiró la renta madridista hasta la inabordable frontera de los 10 puntos (68-78, a 3m 15s del final). Pero tampoco ahí se rindieron los de Aíto que lo volvieron a intentar hasta colocarse a dos puntos a falta de 16s. Finalmente, la carroza amarilla se convirtió en calabaza y triunfo el rey de la Copa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario