martes, 29 de diciembre de 2015

Real Madrid 84 FC Barcelona Lassa 91

No era un duelo transcendente, en realidad tanto blancos cómo blaugranas se lo juegan todo este martes en la Euroliga, pero siempre sienta bien ganar al eterno rival, el barca fué superior y el Real Madrid estuvo muy mal en defensa.
Varios duelos invididuales desequilibraron finalmente la balanza. El barca tuvo un porcentaje de acierto brutal en el tiro de dos, el partido se ganó en la pintura, dónde el Madrid puso todo tipo de facilidades. Laso concentró todas sus fuerzas en parar con Ayón a Tomic, en cierta manera lo consiguió. Pero el duelo de cuatros resultó definitivo, Doellman se comió a Felipe, y con sus tiros a cuatro metros y liberado desde el triple, puso las primeras ventajas, buen partido de Justin, Felipe nunca fué especialista en defender a cuatro abiertos, quizás por eso llega Lima.
Pero Doellman no fué el único que vió el boquete en defensa, Navarro, Satoransky y Ribas, intentaron la penetración una y otra vez. Los tan temidos arreones blancos, capaz de tumbar a cualquier equipo, no surgieron, quizás algún chispazo de Llull, antes de lesionarse, cuando se retiró, innecesario carrousel de faltas de los blancos que no sirvió de nada.
El Madrid defendió muy mal, y el barca ganó el partido en la pintura, además tuvo acierto en el tiro. Muy buen partido de Satoransky, Doellman y Navarro, que dosificado puede aportar positivamente para el equipo. El único jugador del barca que no me convenció ayer ni ningún otro día, es Brad Oleson, para mi Ericksson es mucho más válido en estos momentos que el, desacertado en ataque durante toda la temporada el de Alaska y sobre todo perdió esa sobriedad física que siempre tuvo, fruto de su físico, quizás ahí está el problema, no es el, ni su sombra.
A este barca también le falta por acoplar figuras cómo Lawal, no es un cuadro de estrellas, pero ofrece una imagen de solided defensiva que el año pasado no tenía, además tienen anotadores y jugadores que pueden dar un salto de calidad al equipo: Abrines y Satoransky y un fáctor desequilibrante: Samuels.
En el Madrid que venía de una mala dinámica, a mi no me ofrece ninguna duda, sin Rudy y sin Llull pues pierden mucho. Willy no está haciendo la temporada que se esperaba, de ahí los fichajes de Ndour y Lima, ayer Samuels le dió un importante repaso, pero es jóven y necesita minutos. El fichaje de kc Rivers seguramente hará que Thompkins quedé descartado, me parece un error y aunque el jugador no ofrece lo que se esperaba de el, es un huracán ofensivo.
En definitiva, que una victoria culé que corta la racha blanca, victoria sin transcendencia real, mientras el Valencia sigue a lo suyo, que es ganar y ganar. La hora de la verdad para Madrid y Barca es realmente la Euroliga, la competición liguera no se pondrá seria hasta que llegue la copa, perder o ganar un partido, es casi instrancendente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario