lunes, 28 de diciembre de 2015

La Torre de Enrique Cortés

Sinopsis: Durante la madrugada de un 12 de febrero,los ojos de millones de personas vieron cómo el cielo de Madrid se llenaba de fuego. Uno de los edificios más emblemáticos de la zona empresarial ardía sin remisión. Las autoridades eran incapaces de explicar lo sucedido, las circunstancias del incendio se volvían más confusas a cada minuto. Una alarma automática contra incendios activada demasiado tarde, siluetas moviéndose en las ventanas cuando el edificio se suponía evacuado...


Opinión Personal: Mi peor lectura del año y con diferencia, es más, uno de las peores novelas que leí en mi vida y analizaré el porque. A caballo entre una novela de personajes, suspense y tintes sobrenaturales, pero sin conseguir abarcar ningún campo, satisfactoriamente.
La novela se ambienta en Madrid, de esta ciudad no va a sacar jugo el autor, nunca, y eso que la novela tiene 800 hojas, pero pasa por completo de la ambientación, la ciudad podría ser Madrid o cualquier otra. Ambientada en La Torre, que es un edificio de 25 plantas( basada en el Windsor) y que pertenece a una gran multinacional. Uno puede pensar que la novela trata sobre tiburones de empresa, y todas las triquiñuelas que las multinacionales utilizan para ganar un céntimo de euro más, pero tampoco van los tiros por ahí, no sabe sacarle jugo ninguno a ninguna de las tramas y subtramas de la novela, y se fijo en perfiles interesantes, pero no hay agua en el pozo.
Yo compré la novela, al leer la tapa, pensaba que estaba ante un " El coloso en Llamas"..... para nada, el incendio no se produce hasta la página 600 o 700, y para eso, es tan inverosimil todo lo que pasa, tiene tan poco que ver con lo que paso anteriormente, que son 800 páginas de auténtico sopor.
Más o menos la trama viene a ser algo así. Isabel es una psicóloga que se dedica al departamento de selección de una gran multinacional. En su empresa empiezan a desaparecer misteriosamente personas: su jefe, la secrearia del jefe, que es su amante, y después desaparecerá la propia Isabel y su hermano Teo. Ella se decide a investigar por su cuenta, los extraños sucesos que están acaeciendo en la torre, y cuando ella desaparece, los encargados de dar con Isabel, serán el inspector Márquez y un amigo del noviete de Isabel, un tal Zac, serán los encargados de desentreñar un misterio, por cierto tan poco creíble cómo soporífero.
Quiero hablar del ritmo y de los personajes de la novela, que son los dos grandes lastres junto con la poca chicha que saca de la situación.
Los personajes son planos cómo lenguados y cliché tras cliché, yo los acabé odiando por su superficialidad. Todos tienen una historia triste detrás, Isabel le murieron sus padres y tiene a cargo a su hermano Teo. Carlos es el novio de Isabel, una historia de amor tan predecible cómo soporifera e irreal, hay momentos que roza el infantilismo absoluto la novela. Hugo es un compañero de oficina, tan ridiculo o más que Isabel, incluso los personajes que en teoría son los malos, cómo Rai, carecen absolutamente de personalidad, no hay empatía posible con el lector.
En 800 páginas, no puedo decir nada de los personajes, pues no tienen característica alguna, son todos tristes, apagados y además el autor, al menos en esta novela carece por completo de sentido del humor, a ratos creo estar leyendo una novela infantil. En cuanto al desarrollo de la novela, pese a que la escritura es ágil con muchos diálogos, hay paja y más paja que no te lleva a ninguna parte. Mezcla un poco el suspense con el retrato de personajes, por ejemplo en la primera parte la novela arranca con un accidente de tráfico y una desaparición y el autor nos corta por completo el rollo, con la aburridisima Isabel y su hermano Teo y su ridicula historia con Carlos, de quinceañeros todo, y encima se tira así capítulos y capítulos, mezcla el suspense con pasajes tan ridiculos cómo los tres personajes más patéticos de toda la novela en el zoo... matador la novela, para mí, le sobran minimo 500 páginas de puro relleno que no aporta absolutamente nada. Recuerdo al personaje del policia, Marquez, y su compañera de trabajo, entre ellos dos, se establece una amistad tan absurda cómo la que se sucede entre el resto de compañeros de reparto, es lo que mata a la novela.
Los diálogos son blanditos, aburridos y de personajes sin chicha ni personalidad, muy infantil. Todos comparten alguna desgracia: Isabel hacerse cargo de su hermano y la muerte de sus padres, el ascensorista que al final cobra un papel importante en la novela, cómo cero creíble, tiene una nieta enferma que acabará muriéndose, la secretaria tiene un marido alcóholico, la otra, una tal Cassandra, su hijo murió en el parto... todos son iguales, aunque lo hace a posta para meterle chicha en la parte final.
Cómo digo en el final, inverosimil y tirando hacia lo sobrenatural. No es una novela de acción ( lo digo por el incendio) que tiene cero de interés. Tampoco diría que es un thirller y mucho menos una novela sobre peces gordos y multinacionales, para nada, solo es una novela de personajes con suspense, y alargada hasta 800 páginas sin necesidad alguna.
Bueno, es la primera novela de este autor, y leí por ahí que ya escribió otra y recibió premios, aparte es un hombre comprometido con la cultura y en contra del maltrato animal, creo que también le dió a la poesía, seguro que tiene cosas mil veces más interesantes que la torre, en cuanto a esta novela, solo puedo decir que es muy mala.


No hay comentarios:

Publicar un comentario