miércoles, 28 de octubre de 2015

Young Sánchez

1963 españa boxeo. 88 minutos. director: mario camus. guión. Ignacio aldecoa. música: enrique escobar, fotografía: víctor monreal, reparto: julián mateos, luis romero, carlos otero, sergio doré, consuelo  de nieva,
sinopsis: Perteneciente a una humilde obrera que vive en la zona barcelonesa de Hospitalet, el joven Paco Sánchez (Julián Mateos) trabaja como mecánico en una fábrica. En sus ratos libres, el veterano boxeador Paulino (Luis Romero) y su fracasado amigo Conca (Carlos Otero) lo entrenan como boxeador, pero su situación se complica cuando llega el momento de dar el salto de amateur a profesional. Fascinado por las ofertas del chanchullero promotor Rafael Carrasco (Sergio Dore), Paco Sánchez intenta abandonar a Paulino y Conca.
 Como película de género boxístico, "Young Sánchez" no presenta sustanciales novedades argumentales frente a los títulos de referencia, forzosamente norteamericanos, en los que ya encontramos el tema central, que no es otro que la renuncia moral a la que se ve abocado un joven procedente de un entorno social pobre para prosperar en el mundo del boxeo. No obstante, dentro de la cinematografía española la película sí resultaba más novedosa, y además contaba con el valor de mostrar una toma de conciencia que, aunque inscrita en un ambiente concreto, podía extrapolarse al conjunto de la sociedad española, en la que efectivamente los humildes, aun sabiéndose explotados en beneficio ajeno, se veían obligados a "pasar por el aro", pues era su única posibilidad de prosperar, o más frecuentemente, de sobrevivir.
 Los personajes principales son arquetipos bastante comunes en el género; así, en la película encontramos al joven obsesionado con triunfar en el boxeo para así salir de pobre él y los suyos, al viejo entrenador, de talante paternalista, que trata de guiar a su pupilo por el buen camino, apartándolo de las tentaciones que sabe inevitables, el ex-boxeador alcoholizado que aún sueña o evoca una grandeza pasada, y el promotor carente de escrúpulos, capaz de prostituir al deporte y a los deportistas si con ello obtiene beneficios. El filme narra el fatal periplo que realiza el protagonista hasta caer en manos de este último personaje, y como por el camino irán quedando su honestidad y sus amistades.

Realizada con sencillez, la película retrata con eficacia los barrios populares de Barcelona, al tiempo que el guión perfila adecuadamente a los protagonistas planteando unos diálogos bastante realistas, haciendo así creíbles las relaciones que se establecen entre ellos. La cámara huye del dramatismo, especialmente en las secuencias de combates, rodadas desde fuera del cuadrilátero -con cierto aire documental-, evitándose así primeros planos efectistas; además, la ausencia de música contribuye a la mencionada desdramatización, si bien el sonido, tanto durante los combates como en los entrenamientos, cobra bastante protagonismo. Los intérpretes son de lo mejor de la cinta, destacando Julián Mateos como el protagonista (ya había dado muestras de su talento en "Los atracadores", de Rovira Beleta)

 cuya expresión apesadumbrada se acentúa conforme avanza el metraje, y siendo muy convincentes los secundarios Luis Romero (como el protector y paternalista Paulino) y Sergio Romero (encarnando a Don Rafael, el promotor, que viene a ser el "reverso tenebroso" del anterior). Mención aparte para Carlos Otero y su excelente creación como "El Conca", paradigma del boxeador acabado que no tiene adónde ir y al que sólo le queda el recuerdo de una gloria que no sabemos si solo está perdida, o si, peor aún, es inventada.
 https://www.youtube.com/watch?v=4ZER7eq29qs
trailer

No hay comentarios:

Publicar un comentario