viernes, 30 de octubre de 2015

Cornelius Drebbel

Drebbel comenzó a interesarse cada vez más en las invenciones y cuando su fama aumentó, atrajo la atención del nuevo rey de Inglaterra, Jacobo I, que buscaba llevar a su corte exploradores, teólogos, economistas y alquimistas. En consecuencia, invitó a Drebbel a Inglaterra en 1604.

Ya en la corte, Drebbel mostró varios de sus inventos. Fue muy famoso por su máquina de movimiento perpetuo, que decía la hora, la fecha y la estación del año, y estaba montada en un globo, sobre pilares. El invento fue tan famoso que Rodolfo II, emperador del Sacro Imperio, le invitó a Praga en 1610 y 1619. Las turbulentas políticas imperiales, hicieron que fuera detenido en ambas ocasiones y únicamente las intervenciones reales de Inglaterra, aseguraron su liberación.

Fue en torno a este tiempo que Drebbel comenzó a desarrollar su submarino, basándose probablemente en un bote de remos con los lados levantados y encontrados, cubierto con cuero engrasado, con una escotilla estanca en el medio, un timón y cuatro remos. Los asientos de los remeros eran grandes vejigas de cerdo, conectados por tuberías al exterior. Para atar las vejigas vacías se utilizaban cuerdas. Para poder bucear, la cuerda se desataba y las vejigas se llenaban. Para emerger, la tripulación aplastaba las vejigas, exprimiendo el agua.

Drebbel pasó a construir dos submarinos más, cada uno más grande que el anterior. El modelo final tuvo seis remos y podía llevar 16 pasajeros. Fue mostrado al rey y a miles de londinenses en el Támesis, pudiendo permanecer sumergido durante tres horas a una profundidad de 15 pies. Cómo Drebbel mantenía el suministro de aire, sigue siendo un misterio.

Después de que murio el rey James, y Carlos I se convirtió en rey de Inglaterra, Drebbel fue empleado por la Oficina de Artillería, fabricando armas secretas para el Rey, que incluyeron un petardo (bomba) flotante, que no tuvo éxito. 
Muchos fueron los inventos que Drebbel desarrolló a lo largo de su vida; entre ellos un microscopio con lentes convexas, una incubadora de pollos con un termostato de mercurio que permitía mantener la temperatura constante y también se le concede la invención del primer termómetro. Sin embargo, murió en la pobreza el 7 de noviembre de 1633 en Londres donde, para la época, administraba una cervezería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario