sábado, 31 de octubre de 2015

Buen partido del Barca ante el Panathinaikos

Desde el salto inicial quedó claro que el Barça Lassa tendría que echarle paciencia y constancia ante un Panathinaikos que tenía una cnsigna clara: evitar el juego de ‘pick&roll’ con los pívots del conjunto blaugrana. Defensa muy cerrada atras y en ataque los de Djordjevic –que por cierto fue silbado en la presentación- posesiones largas bien buscando la continuación para doblar balones al perímetro o bien para la movilidad de Gist y la contundencia de Raduljica en la pintura.
Al Barça le costó adaptarse a este escenario de media pista en adelante porque detrás fue, poco a poco, tomándole el pulso al rival. El PAO, con Diamantidis y sobre todo Calathes llevando la batuta aguantó hasta un 3-4. Fue su última ventaja porque el Barça comenzó a carburar. Primero de la mano de un motivadísimo Perperoglou (8 puntos) ante su ex equipo.
A partir del 17-11 del primer cuarto, el Barça puso la directa. Su defensa fue subiendo en intensidad y el Panathinaikos ya no encontró vías de producir. Y en ataque, los blaugrana encontraron la puntería, en esta ocasión, de Doellman que volvía tras tres partidos de baja. Once puntos con la firma del ala-pívot estadounidense propulsaron al Barça Lassa (27-13 tras 10-2 de parcial).

Viendo el escenario, Djordjevic ordenó una zona muy presionante y devolvió a Raduljica a la pista. Pero dos triples de Arroyo rompieron el dispositivo defensivo ateniense yel Barça se fue hasta un +18 (40-22). La cosa pintaba más que bien y los principales problemas venía en la pintura: Lawal ya acumulaba tres faltas y Tomic dos ante un Raduljica que había descansado muchos minutos tras cometer dos rápidas faltas. Al descanso un 42-28. El partido estaba encarado pero había que cerrarlo evitando que los griegos pensaran que podían volver a él.
Y tras el paso por los vestuarios, el Barça Lassa viviu particular crisis. El conjunto de Xavi Pascual vivió un atasco en toda la regla en la faceta ofensiva. Y el Panatahiniakos, lo aprovechó para endosarle un parcial de 0-7 (2-13 desde la máxima diferencia favorable a los blaugrana). Los atenienses, casi sin querer se colocaron por debajo de la barrera psicológica de los diez putos (42-35). El Barça parecía haber perdido la fluidez de media pista en adelante. Pero, al menos, siguió trabajando atrás. Y eso le dio sus frutos. Y luego apareció Perperoglou quien con un triple volvió a desatascar a los suyos. El Barça volvió a hacerse con las riendas del duelo gracias también a que Tomic, ahora si, podía amenazar con fundamento en la pintura.
Superada esta pequeña crisis (55-43 al final del tercer cuarto) el Barça Lassa ya no dio margen para que el Panathinaikos pudiera pensar en que el guión podría variarse. Y en el definitivo período, los barcelonistas destrozaron definitivamente el duelo con una puesta en escena coral –todos los jugadores utilizados por Xavi Pascual acabaron anotando con un Abrines que destapó el tarro de las esncias anotadoras. Al final un +25 que deja bien a las claras la diferencia que, en estos momentos, existe entre ambos equipos. Marcando terriotrio en Europa.
Buen partido de Doellman, Perperoglou en ataque, buena dirección de Arroyo, gran partido defensivo de Samardo Samuels y acierto desde el triple, suficiente para tumbar al equipo de Djordjevic, que venía con bajas, pero estoy seguro que estarán en la final four.

No hay comentarios:

Publicar un comentario