viernes, 27 de marzo de 2015

ébano de vázquez figueroa


sinopsis:

La acción de esta intensa novela transcurre en África. Sus principales personajes son un fotógrafo europeo y su esposa, una muchacha negra, deportista e idealista, que se esfuerza en llamar la atención del mundo occidental hacia su pequeño país africano. Al llegar a África, en viaje de novios, la mujer es secuestrada. A partir de aquí, el marido vive una auténtica odisea tras los pasos de los secuestradores, y la joven recorre un calvario que la llevará hasta Arabia, donde le espera un destino cruel: ser vendida a un poderoso jeque árabe...


opinión personal.: excelente novela de aventuras.  El mejor Figueroa se úbica en esta época. De nuevo el autor, se basa en una noticia para crear una novela, cómo buen periodista que es. La existencia en nuestros días de la esclavitud. Por cierto, estamos en el 2015, y este tema sigue de actualidad, esa es la magia de Figueroa, que elige a la perfección sus temas, que aún siguen de actualidad. Hay en el mundo 27 millones de esclavos, ya sea para explotarlos sexualmente o en el trabajo, se estima que la mayor parte de estos esclavos están en la India y en Mauritania y Haítí.
De nuevo nos encontramos con una novela que es una persecución en toda regla, cómo pasa en Manaos o pasa con la saga de los Perdomo.  Está vez los personajes están bien trazados. Y muchas veces dije que Figueroa utilizaba a los personajes simplemente para dar su opinión sobre cualquier asunto, con diálogos interminables que no te llevan a ninguna parte y se alejan de la acción, en esta novela no comete ese error. Los personajes están muy bient trazados.
Sobre todo los malos, Suleiman Orab, es el mercader de esclavos que tiene que llevar hasta el jeque a su cargamento de esclavos, es un sudanes mercader de perlas y esclavos que se las sabe todas. Su segundo de abordo es el siniestro y ambicioso Amín, que se la jugará, estos son los mejores personajes. La historia de amor entre nadia y erick, y los recuerdos de este periodista sobre su antiguo compañero jojó, me parecen puro relleno.
Pero vamos a la acción, trepidante. Un fotografo nórdico conoce a una atleta africana en las olimpiadas, se enamoran y se casan, de viaje de novios,  se van a  áfrica de safarí. Su mujer es raptada por unos mercaderes de esclavos en el Chad. Me encanta toda la información que inteligentemente Figueroa nos va dando sobre el Chad, sus costumbres, su pobreza, su situación.... El marido intentá hablar con las autoridades que no le dan ninguna solución. Así que se busca las castañas por su propia cuenta, y en los ambientes nocturnos del chad, conoce gente que a su vez conoce a gente que sabe de gente que podría ayudarle, el grupo ebano.
El grupo ébano, es mitad mito, mitad realidad y nadie los a visto realmente.  Es un grupo de europeos que se a echado al desierto con la idea de libertar a los esclavos ( después nos enteramos sobre la fundación del grupo y los motivos que les han llevado a luchar contra los esclavos.... por puro romanticismo, me parece está parte de la historia cojida con pinzas)
Consigue contactar finalmente con una profesora escuela que es la amante de un miembro del grupo Ébano y se van al desierto a reunirse con el mítico grupo. A su vez existe  un personaje solitario, un targuí, que renunció a su propio nombre, para vengar la muerte de su esposa e hijos a manos de los vendedores solitarios.... un vengador de caracter casi mitológico, que aparece casi al final de la novela, para unirse al grupo ébano en la búsqueda de Nadia. Este personaje, me recordó muchísimo al personaje central de Tuareg.
La acción se divide en dos acciones paralelas. Por una parte tenemos al fotografo que trata de encontrar a su mujer, primero en solitario, y después a través del grupo ébano. Y por otra tenemos a Nadia que a sido raptada y todas las peripecias que pasan atravesando el desierto y siendo escóndidos cuando el negrero Suleiman Orab cree que se acerca un peligro.
La novela es trepidante, tiene un ritmo narrativo que te atrapa. No es cómo otras novelas de Figueroa que el autor se evade con diálogos que no te llevan a ninguna parte. Es una novela trepidante, que no pierde el ritmo en ninguna parte de su trama.  Sirve de novela protesta contra una realidad que tristemente aún existe en nuestros días: la esclavitud, pero no caé en el morbo ni en el sensacionalismo en ningún momento.
De nuevo el autor, nos brinda un marco único cómo es áfrica: chad y sudán serán el marco de la aventura, y el desierto cómo protagonista, toda una especialidad del autor canario.
Resumen resumido: personajes creibles, tema muy interesante y aún de actualidad, trama paralela que se acaba uniendo al final, marco de las aventuras excelente.... se lee en pocos días, es una novela adictiva. Ahora bien, lo malo es lo siguiente: el final.
Se me a quedado cara de tonto leyendo el final, y parece ser que no soy el único. El final de Tuareg ( la mejor novela de Alberto y de largo) me parece creible pero algo abrupto. Pero después hay otros finales, que son abruptos, inverosimiles o que simplemente el autor no sabía cómo acabar la novela, cómo el caso del final de la Iguana. Pero este final se lleva la palma, La aventura es buena, y las últimas 50 páginas las devoras llevas a la última página y se te quedará cara de tonto, un final abrupto, inverósimil y que mata al libro al final.
Pese a ese gran defecto, siempre creí que los finales no son la especialidad de este escritor al que admiro tanto, tengo que decir que es una novela fascinante en muchos aspectos, diversión y concienciación. Después de leer esta novela me tuve que informar rapidamente sobre el tema de la esclavitud. Y es que es la parte didáctica que tiene Alberto cómo escritor, que pocas veces se comenta. Y es que te pone sobre el tapete temas, que acabas tú por investigar porque a conseguido que te pique la curiosidad.
Yo la pondría entre las 5 mejores novelas de Figueroa junto a Tuareg, Manaos, sicario y el perro.  Por cierto la novela también se títula en algunas partes cómo Ashanti ( es una tribu de Costa de Márfil) y fué llevada al cine con guión del propio Alberto e interpretada por Michael Caine y Ustinov.

No hay comentarios:

Publicar un comentario