domingo, 27 de julio de 2014

overkill " white devil armory"

overkill " white devil armory"  2014 thrash metal. Usa.
temas:
1. XDM - 0:49
2. armorist  - 3:53
3. down to the bone - 4:04
4. pig  - 5:21
5. bitter pill – 5:48
6. when there smoke - 4:20
7. freedom rings - 6:52
8. another day to die - 4:56
9.king of the rat bastards  – 4:09
10. It’s All Yours - 4:26
11. In The Name - 6:03
12. the fight song  – 5:13
13.miss misery ( versión de nazareth) - 4:31

formación:
 • D.D. Verni – Bajo, vocales
• Bobby “Blitz” Ellsworth – Vocales
• Dave Linsk – Guitarra solista
• Ron Lipnicki – Batería
• Derek “the Skull” Tailer – Guitarra rítmica


decimoséptimo album de la banda, se dice pronto, mismo número que los Judas Priest, es muy dificil sorprender a estas alturas, ¿ lo consiguen? pues no, es cómo ir al dentista, con los overkill cada dos años tienes una cita. La conclusión del album: es muy variado y menos thrash que en anteriores entregas, irregular, divertido a ratos, soporifero a otros, me gustaba mil veces más el anterior trabajo.
xdm: es una intro con sintetizadores y teclados que la verdad, está de lujo, aunque no pega ni con cola con el primer tema.
armorist: es el primer tema. Rápido a más no poder. Doble pedal en la batería, el Blitz de siempre, por este tio no pasan los años, es una pasada. Coros en el estribillo, bien, es un tema que no tiene mucha chicha, el clásico, rápido y cañero para abrir el fuego. Es thrash, pero a mi me suena mucho a heavy metal, lo mejor es la paradita y la intro que hace dd verni con su bajo con dos cuerdas más al cambio de ritmo, es un tema muy ochentero, la segunda parte del tema muy metalera, el punteo limpio y con rapidez y mucha melodía, es por detalles cómo este, que este album me parece muy metalero, y menos thrasher.
donw to the bone: ya entramos más thrasher en este tema. Con un inicio con batería, una de las cosas que no me gustan nada del album, es el abuso del doble pedal en la batería. El tema va cojiendo ritmo con unos riffs que aceleran cómo siempre, suena más oscuro, porque DD verni está presente en todo el tema, para mí uno de los mejores bajistas del metal. El estribillo, me descoloco mucho, muy metalero de nuevo, con coros, me recuerda a los annihilator. Pasan de la oscuridad y el thrash de los viejos tiempos, y quieren hacer algo más fresco, más power thrash.El punteo lento, con efecto, y con samplers por lo bajo.... descolado. Se me hace repetitivo hasta la nausea el estribillo, es una y otra vez estribillo y más estribillo.
pig: riffs cruzados en pig, batería que se introduce con redobles en el tema, y arrancada, viajamos a los tiempos del thrash noventero, con influencias hardcore thrash, nada nuevo bajo el sol. El estribillo está construido con diferentes partes en las secciones rítmicas, partes groove, otras más rápidas, con mucho trabajo de batería, y de nuevo el estribillo vuelve a ser el protagonista por delante de la música, es de una construcción metalera, no thrasher. Un tema que se me hace pesadisimo. Un punteo limpio y lento, con base rítmica rápida, a lo annihilator, mucha técnica y cero de sentimiento, aburrido, un exceso de groove, un tema sin ninguna dirección concreta.
bitter pill: tiene un comienzo con el bajo de verni, distorsionado muy oscuro, que es muy interesante, después arrancan un riff épico y agudo, el inicio es prometedor. La batería se acelera, tienen el riff dominado combinan el épico-oscuro con uno muy crudo, medio tiempo con toques oscuros y de thrash técnico, con el clásico riff del thrash, machacón. Por la mitad parada, y riff hipnótico a lo underground from bellow, album denostado, pero para mí reseñable, y ganando velocidad con ese riff, acuden al final del tema, una versión de los cambios de ritmo de sabbath, versión acelerada, tiran de clásicos en todo el album. Un gran tema, de momento el más interesante.
when there smoke: tiene un comienzo demoledor, me recuerda a crossfire de Judas, pero más acelerado. Esto si que suena más a los Overkill de siempre, acelerados, sucios, cañeros, aunque sea más de lo mismo, osea la vieja canción de siempre, pero se agradece estos toques de old school thrash. Cómo siempre punteo melódico, pero es que no es lo suyo.
freedom rings: Lo mejor de overkill, son esos inicios con bajo, más atmosféricos, cobrando caña poco a poco, con la intro de guitarras dobladas, quieren repetir el temazo de bitter pill. Está vez algo más speedicos y menos técnicos. Dos cambios de ritmo en el mismo tema, pero para mi gusto un exceso de estribillo, el solo rápido, caótico, está ganso. Está vez, si que consiguen un buen solo. El problema es que el tema se hace demasiado largo, y al final el estribillo a medio ritmo, con un riff melódico a los nuevos sodom, y a repetir hasta la saciedad el estribillo, cambiando de marcha.... buen intento, pero el resultado final de este tema tan ambicioso, es un tema que se te hace muy pesado.
another day to die: medio tiempo que se acaba acelerando gracias a un punteo melódico y con toques de groove y ciertos aires más técnicos.  Punteos siempre con su sección melódica, no está mal, pero es que me quedan cómo pegotes en los temas. Es la nota diferenciadora, porque después tenemos lo de siempre en el desarrollo de los temas, el riff no está currado, molan más los riffs secundarios que acompañan al bajista en la sección rítmica, dándole aires de algo más oscuro.
King of the rat bastards: Una de los puntos a favor del album, es que no es una colección de temas sueltos, sino que siguen una misma dirección. Pero llegados a este punto, los temas empiezan a pesar cómo una losa, porque se hace largo y repetitivo. Es lo que le pasa a este tema, también old school overkill. Rápido, con el bitz que bebió el elexir de la eterna juventud, siempre suena igual, lo suyo es de traca. pero un tema repetitivo, otra vez abusando de estribillo, cañero, con cierta dósis de melodía en los riffs. Lo mejor es el cambio de ritmo, muy de los noventa, el típico del groove, pero no saben darle continuidad, porque enseguida entra de nuevo el estribillo, que no tiene gancho ninguno.
It’s All Your: un tema que me descoloca mucho. Esto no es thrash, es heavy metal. Y es que recordemos cómo surgió Overkill. Son uno de los pioneros del thrash, junto con los daneses artillery, surgieron inspirados por el tema rapid fire de Judas Priest. Esto es heavy metal, tema machacón, medio tiempo, suena bien, todo hay que decirlo, muy similar a lo que hace helstar ultimamente. Incluso tiene una parte épica, una mezcla entre Judas y helstar. Muy melódico el tema, intenso, epic metal.
 In the name: redobles de batería, marcha militar, y unos coros ridiculos, que me hacen pensar más en grave digger que en otra cosa. No me jodas, overkill, vosotros no podeis hacer eso, sois una leyenda. Un tema muy ridiculo.
Las dos bonus son un cruce entre rock y metal, completamente innecesarios, hay dos invitados en el album, que aparecen en las bonus, michael romeo de simphony x, y tornillo de accept que se canta el último tema.
Le voy a dar un cinco raspado al album. Tiene una estructura de heavy metal, riff de inicio épico, o metalero, estribillo, punteo melódico y rematar la faena. se hace muy cansino. Los punteos tratan de tener ese punto melódico, cómo hacen los sodom hoy en día, pero es que no consiguen transmitir nada.
Las bonus sobran por completo y sobre todo el ridiculo tema de in the name que suena a grave digger.  Trata de ser un album con toques de thrash de los noventa, con groove, la melodía de annihilator o de sodom en los últimos tiempos, y algún toque clásico. es variado, tiene buenos momentos cómo: its all your, bitter pill. 
https://www.youtube.com/watch?v=qlR8xqcCmmw
album completo

1 comentario:

  1. Por lo que dices no parece gran cosa aunque a estas alturas ya no me espero que estos tipos me sorprendan.

    ResponderEliminar