domingo, 22 de diciembre de 2013

whitechapel

capítulo 16



         Cinco personas muy diferentes entre ellas, se congregaron en una manifestación en contra de la situación de whitechapel y en contra de la actuación de la policia en el caso, con sus nulos avances.
Joseph merrick no pudo acudir a la manifestación cómo era su deseo, el doctor treves se lo había aconsejado. Apoyaba su enorme cabeza contra el cristal de la ventana y sentía un cierto alivio al al aguantar el peso. Su ventana daba a la calle, el london hospital estaba a escasos metros de whitechapel, escuchaba los ruídos, el vaivén de personas era continuo. Joseph sabía que treves le desancojeba ir porque su presencia sería rechazada. Cómo había escrito en su poema " si yo pudiera crearme de nuevo me haría de modo que te gustará a ti". pero no podía, le intrigaba que su aspecto deformado horrorizaba a quién le veía, en cambio el asesino era una persona aduladora, que seguramente gozaría de éxito con las mujeres, aunque mentalmente era un deformado. E ahí la contradicción que tanto le disgustaba. Y de nuevo pensó en su madre, la única persona en el mundo que le dió cariño, una lágrima resbalo por su rostro recondadola. ¿ cómo alguién puede matar a una mujer? nos dan la vida, aunque la mísea de pesadilla, a fin de cuentas, no fué culpa suya, pensaba. Merrick miraba melancólico por la ventana y soñaba  ser una persona normal para poder rodearse de los demás y echar una mano a encontrar al asesino.
WW miraba despectivamente la ventana del lóndon hospital, dónde veía la silueta deformada del hombre elefante, mirando por la ventana. Varías veces había escrito artículos sensacionalistas sobre ese pobre diablo, incluso se había inventado una ingeniosa idea sobre que merrick era el asesino, historia que no se cansaba de repetir cón una copa de más. según él, merrrick odiaba a las putas porquee stas lo rechazaban por  su terrible aspecto. El star se negó a publicarlo pero ww repetía está historia cómo verídica en cualquier taberna dónde algún borracho le escuchará. y durante cierto tiempo, la teoría fué popular. Pero ahora tenía la sartén por el mango desde su colaboración con lusk, el star había incrementado el tripe su tirada. con la información que tenía ahora incrementaría mucho más, el se haría el periodista más famoso del mundo y se marcharía a américa dónde intuia que el poder de la prensa era mucho mayor, 22 soñaba despierto y un codazo en el bajo vientre le devolvió a la tierra.
Se lo había propinado Lusk, disumaldamente le dió un codazo mientras se habría masa entre la chusma para dar su discurso con sabor a cebollas, lusk se estaba hartando de ww, le pagaba ingestas cantidades de dinero para que ensalzara su imagen y denostará la labor policiaca. Ultimamente notaba a ww esquivo, metido en otros asuntos, sus publicaciones daca vez eran más mediocres y menos efectivas, lusk sabía que ww era un trepa que le traicionaría si alguién le ofrecía un penique más, tarde o temprano tendría que pedirle a sus 3 matones disfrazados de investigadores, que lo sacaran de enmedio. Lusk tenía dinero, y sabía que no era muy popular en whitechapel, primero por ser judió y segundo por vivir en un barrio rico, pero con buena publicidad y acciones de cara a la galería, podría revertir la situación. Lusk era mujeriego, pero intimamente jamás se había parado a reflexionar sobre los crímenes. Desde su lujosa mansión de la city, leyendo el periodico había visto en whitechapel una oportunidad única para iniciar su carrera política. quería convertirse en el mesías del pueblo y que la chusma le lanzase al parlmaneto dónde por fin alcanzaría lo que siempre ansio: fama. motivado por esta idea carraspeo y lanzó uno de sus discursos más foribundos en contra de la policia, en el east end.
Anne kelly estaba mirando directamente a los ojos a lusk, mientras daba su discurso. La masa enloquecía con sus palabras, ella no, permanecía impeterrita,. En parís había bisto la misma clase de hombres que lusk, con las mismas ideas revolucionarias y las mismas mentiras, ella conocía muy bien a los hombres, y sabía que lusk sólo se movía por interés.
Desconecto de lo que sucedía a su alrededor y pensó en sus propios problemas. El actor Mansfield había sido muy generoso y le había dado una propina onerosa, la recompensa bien merecía la pena por aguantar a mansfield: ególatra, adulador, sexualmente sádico, anne no se lo había pasado bien esa noche y no deseaba verlo nunca más.
Lo malo es que se bebió todo el dinero que le dió él, ultimamente le daba fuerte a la botella aunque de momento conseguia que no se notara en su aspecto, que por otra parte seguia siendo angelical. Pero empezaba a a depender de la bebida y tenía problemas para pagar una pensión, hace dos noches tuvo que dormir en un parque. era la primera vez que le pasaba y le preocupaba parecerse cada día más a la tabran, nichols, stride.... no entendía cómo una dama de su clase había caido tan bajo, una conquenación de errores personales y mala suerte le habían llevado a esta situaci´n, enfadada consigo misma y hastiada de la manifestación se fué de allí, pisando sin querer a un hombre y murmurando ella unas disculpas mientras apretaba el paso.
Al hombre que piso, aceptó cortesmente las disculpas de la puta y siguió absorto aplaudiendo las payasadas del ignorante Lusk. para no llamar la atención. ¿ cómo empezo todo? aveces le parecía un sueño, guardaba todos los recortes que salían sobre los asesinatos y se reía a mandibula abierta con las cartas que enviaban a los periodicos, los sucios imitadores.
Onanistas que no tenían agallas para hacer su obra, pensaba el. Todo este circo montado por sus acciones, se sentía una especie de mesías. Un sólo hombre contra todo el cuerpo de policia metropolitana, un sólo hombre que aterroriza londres, y que pasaran los siglos y aún seguirá dando miedo hablar de el, la hazaña criminal más grande de todos los tiempos, eso pensaba.
¿ quién iba a echar de menos a la nicchols y a elisabeth? eran sucias putas, lo más bajo de la natureleza humana, el simplemente hacia justicia, eran seres inferiores que no merecían vivir, acortaba su sufrimiento, en realidad era el asesino del dolor, que les infligia el día a día  a esas desdichadas. Sonrio para sus adentros, al recordar lac ara que se le quedó a la nichols cuando sacó el cuchillo del maletín.... una y otra vez rememoraba sus crímenes en su mente, cómo si de una fantasía erótica se tratasen. Y allí estaba el, disfrazadado de obrero disfrutando el revuelo que sus acciones habían causado, después cojería un coche se pondría su traje y volvería a su cómoda vida, al otro lado del tamesis dónde los problemas de whitechapel quedaban muy lejanos. Cómo mucho con sus amigos, periodico en mano comentaría los terribles sucesos. Y el sentía un enorme placer al vercómo se escandalizaban estos ante sus comentarios mordaces, se decía a si mismo " yo no soy cómo el payaso de sickert que presume de lo que no es" yo en el fondo quisiera hacer mi trabajo pero le faltan agalllas, yo en cambio las hago. y mientras pensaba en sus méritos, aplaudía a rabiar el discurso de Lusk, apesar de parecerle un bufón insoportable,  se preguntaba que cara se le hab´ria quedado al recibir medio riñón por correo.
Mientras  WW se fué a su pub favorito, el barrys, dónde la clase alta se reunía y fisfrutaba de sus chismes sobre la baja estofa, ww despreciaba tanto a la clase baja cómo a la alta, por razones diferentes, pero se aprovechaba de las dos.  A la baja convirtiendose en su portavoz en el star, al tiempo que por east end.Sabía  lo que querían escuchar esos podridos ricachones y se lo ofrecía, algún día tendría más dinero que los que escuchban entretenidos sus historias, que lo consideraban un simple bufón, y estos acabarían por limpiarle los zapatos, era su sueño.
Minetras la historia que contaba estaba en su momento más algido, notó cómo una manaza helada y dura cómo el acero le apretaba el hombro.
- acompañéme, escupió Godley.
to be continued.

1 comentario:

  1. EL hombre elefante, que gran personaje. Y por fin el puerco aparece en escena. La temperatura sigue increscendo

    ResponderEliminar