domingo, 29 de diciembre de 2013

georges rouault

Pintor francés dotado de un estilo personal cercano al expresionismo. En su juventud aprendió a hacer vidrieras, y los vivos colores y fuertes perfiles de las junturas de plomo de este medio dejaron una característica impronta en su obra que siempre conservó un grueso reborde negro que recorría las figuras en recuerdo de dichas tiras de plomo. Aprendió pintura (1892-1898) en la École des Beaux-Art y fue compañero de estudios de Henri Matisse y de Albert Marquet. Fue el discípulo favorito de Gustave Moreau, y a la muerte del maestro en 1898 se convirtió en primer conservador del museo Moreau de París, cargo que conservó hasta su propio fallecimiento.
Sus primeras pinturas religiosas reflejan tanto la imitación de la joyería por la pintura de Moreau como su propia afición al arte medieval. Su gran religiosidad se avivó por los contactos con Huysman y con León Bloy, cuyas apasionadas novelas sobre la vida sórdida de París propiciaron la serie de las Prostitutas de 1903 a 1907 donde destaca el cuadro Ante el espejo (1906). Esta serie, aunque cercana, en cuanto a tema y técnica, a la obra de Tolouse-Lautrec, ha sido vinculada al estilo del grupo de artistas fauves en torno a Matisse que en 1903 expusieron junto a Rouault en el Salon d'Autome. 
 La Pasión de Cristo, los jueces corruptos o las prostitutas, reflejan su catolicismo. En 1903, conoce al escritor católico León Bioy, y bajo su influencia aborda los temas sociales  a través de sus feroces pinturas de prostitutas, obreros, miserables, campesinos, familias pobres, jueces, payasos. De 1917 a 1927, graba ilustraciones para libros. Desde 1940, Rouault se consagra casi exclusivamente a la pintura religiosa.

Entre sus obras más destacadas se encuentran: Tres Jueces (1913), Cristo burlado por los soldados (1932, Museo de Arte moderno de Nueva York), El viejo rey (1936, Instituto Carnegie de Pittsburgh, Pensilvania) y Cabeza de Payaso (1940-1948, Museo de Bellas Artes de Boston). 

1 comentario: