jueves, 17 de octubre de 2013

maría de villota

María de Villota se convirtió en piloto de pruebas de la escudería Marussia de cara a 2012. Ilusionada y satisfecha por su llegada a la Fórmula 1, la madrileña viajó a los Grandes Premios junto a la formación de Banbury con la intención de "trabajar codo con codo" con el equipo.
No obstante, el que debería haber sido uno de sus mejores días en su carrera deportiva dio un giro inesperado. El 3 de julio, De Villota se subió al MR01 para realizar unos test en el Aeródromo de Duxford, en Gran Bretaña. En los primeros compases del inicio de la jornada, la piloto española se estrelló contra la parte trasera de uno de los camiones de la escudería por causas todavía no esclarecidas. El monoplaza circulaba muy lento después de la primera vuelta de instalación, cuando aceleró sin motivo aparente y fue a golpear la rampa elevadora de un camión, situada a media altura, justo por encima del frontal del coche y coincidente con el casco de la piloto.
Tras el choque, de Villota fue trasladada al Addenbrooke's Hospital, en Cambridge, dónde se sometió a importantes y largas operaciones quirúrgicas para favorecer su recuperación. Poco después se confirmó que la madrileña perdía el ojo derecho como consecuencia del impacto sufrido. 17 días después del desafortunado accidente, María dejó Gran Bretaña y regresó a España para continuar su recuperación en Madrid.
Con el alta hospitalaria a finales de julio, la madrileña pasó por más operaciones quirúrgicas "enfocadas en la reconstrucción craneal y ocular". Siempre con una sonrisa en su rostro, de Villota trabaja actualmente con la Fundación Ana Carolina Díez Mahou, que ayuda a enfermos neuromusculares mitocondriales. Además, es embajadora de la Women in Motorsport Commission y nueva miembro de la Junta Directiva del Consejo Superior de Deportes.

María de Villota, hija del expiloto de Fórmula 1, Emilio de Villota, fue la primera mujer en competir en el Mundial de Turismos (WTCC), en la Superleague Formula y en conseguir la Pole Position en el campeonato Ferrari Challenge en 2006. Además, ha participado en la Fórmula 3000, en las 24 horas de Daytona en 2005 y en el Campeonato alemán de Turismos ADAC Procar entre otros.
En 2008 realizó un test con el Audi DTM y otro para la Superleague Fórmula, donde participó como piloto oficial hasta 2011. En agosto del año pasado realizó un test en Paul Ricard con el equipo Lotus –entonces Lotus Renault–, donde completó 300 kilómetros al volante del R29. Semanas más tarde, María fue la encargada de la exhibición del R30 en la última ronda de las World Series by Renault.   
su accidente:


Maria de Villota sufrió un terrible accidente el 3 de julio de 2012 en el que perdió un ojo. Fue al entrar a boxes después de realizar unas pruebas con su Fórmula 1. Algo falló en la frenada y De Villota acabó chocando con un trailer.
Este accidente la marcó para siempre. Aparte de perder el ojo, De Villota vio truncado su sueño, el que había perseguido toda su vida, competir como piloto de Fórmula 1. Lo acarició por unos días. El accidente lo truncó para siempre.
hace poco fallecia mientras dormía en un hotel sevillano, por causas naturales y derivadas de este accidente. A los 33 años, y con toda la vida por delante, cuando se iba a casar. Es un ejemplo de superación, y de cómo afrontar la vida, y debemos fijarnos en ella, para seguir tirando adelante. Que descanse en paz, y el pésame a la familia, amigos, y seguidores de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario