sábado, 21 de septiembre de 2013

santi mina

es la cara del nuevo celta: santi mina, nueva filosofía de club, nuevos retos. Soy del celta hace muchísimos años, desde los tiempos de mosquera, moska, vicente, amarildo. El celta siempre fué un equipo ascensor, que alguna vez tenía algún jugador salido del celta turista o de otros equipos gallegos: flaco gil, vicente el gran capitán, el malogrado carlos pérez.... no era lo habitual. Muchos jugadores del norte, cesiones, y confiar el gol y la clase  en un talento yugoslavo o brasileño: aveces salé bien: amarildo, baltazhar, gudelj, ratkovic, otras regular. Y de casa rara vez salía algo: michel, vicente, carlos.
Después vivimos los años irreales de horacio, irreales no sólo para el celta sino para todos los clubes que acabarón arruinados: mostovoi, karpin, mazinho, mido, gustavo lópez, djorovic, eggen, dutruel, pinto, velasco, mazinho, sergio joselu, edu, mcarthy, turdó, kaviedes,  penev, luccin, makelele..... son algunos de los que pasaron con aqui... de casa no salía nada, y si salía tenías que buscarte las castañas fuera. El único gallego que recuerde de aquella, fran caínzos.
En los años duros que volvimos a descender, se vió el primer talento en muchísimos años, borja oubiña, que se afianzó y de que manera en el celta. Una lesión inoportuna le quito la posibilidad de estar en un grande, no tengo ninguna duda de que hubiera llegado. Iago bouzón, jonathan aspas, pablo couñago con dispar suerte.
Pero desde que entramos en ley concursal, por fin se empezarón a hacer las cosas con sentido: apostar por completo por la cantera. Primero poco a poco, recuerdo a Isaac, que acabaría dejando el fútbol apesar de su excelsa calidad, después vendría un reguero de jugadores, encabezados por Iago aspas, tuñez, jonathan vila, roberto lago, abalo, alex lópez, yoel, sergio...etc.
Pero este trabajo tiene sus frutos en la venta de aspas, y en que en los últimos años han salido 3 jugadores que acabarán en un grande si o si, aparte de la selección española: ruben blanco, santi mina, denis suarez. El caso no son los resultados, mantenerse en primera cómo base de sostenibilidad del proyecto, y sanear las cuentas hasta pasar de ser un club deudor a un club rentable, apetecible para el jugador, y buen escaparate, jamás podremos escapar de la etiqueta de club vendedor, pero vienen nuevos vientos para el celta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario