jueves, 23 de mayo de 2013

paulino y la jovén muerte de miguel veyrat

Paulino Lafrenta Acebedo, limpiabotas y marido ejemplar, ha vivido torturado y bloqueado emocio­nalmente por unos extraños recuerdos de infancia. Ya viudo, sin familia, jubilado a patadas del café del teatro donde ha trabajado toda su vida, se queda con una mísera pensión y a los 75 años decide abrirse al mundo de la noche para completar sus ingresos. Una serie de hechos trágicos que suce­den en su entorno le van a conducir de la mano de un viejo amigo periodista y ex crítico literario, jubi­lado como él, hasta la memoria de nuestra última guerra civil, cuando Paulino fue testigo involunta­rio de sucesos que le dejarían marcado.
En una narración vibrante de nervio y maestría lite­raria, Miguel Veyrat relata la historia del personaje ideado por su hija Tania en el marco de las calles del viejo Madrid y de un molino de agua situado en un vallecito perdido del páramo helado de Cas­tilla donde se oculta una fosa común.
mi opinión: muy flojo. Tiene una buena lírica, se nota que el autor también compuso poesía, gran lirismo, riqueza y ritmo en el vocabulario, incluso sutileza. Pero el fallo del libro estriba en que mezcla dos historias y ninguna de las dos engancha. Paulino un viejo que limpia zapatos de 75 años, muy bien dibujado por el autor, se quiere sacar un dinero extra vendiendo yeyo... una historia que no pega ni con cola, con una trama negra bastante aburrida y anodina, y de repente pasa de vernder droga a solucionarse todos sus problemas y pensar en su pasado. Concretamente en la guerra civil, dónde su padre fué fusilado en una fosa común, lo dicho no se que tendrá que ver una trama negra con una trama de la guerra civil, y esta mezcla es la que hace que este libro sea infumable.

7 comentarios:

  1. Qué facha eres, monín.

    ResponderEliminar
  2. publico tu comentario apesar de lo que dices. Hago un crítica de un libro, mi opinión personal sin más, si no estás de acuerdo, hay otras críticas por ahí. Pero no tolero que me llamen " facha" cuando e escrito aquí cien veces que soy republicano. Y lo de " cobarde" me lo dice alguién que me insulta gratuitamente sin nisiquiera poner su nombre, ridiculo me resultas, y esto es una labor gratuita que gusta o no gusta, pero yo no le falto el respeto a nadie. así que con la educación de la que tú careces te respondo: me importa bien poco tus pobrisimos argumentos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar