sábado, 9 de febrero de 2013

maldivas

Posee un clima tropical y húmedo con una precipitación aproximada de 2000 mm al año. El islam  es la religión predominante. En 1953 intentó establecerse una república pero pocos meses después se reimpuso el sultanato . Obtuvo la independencia en 1965 y en 1968 fue reinstaurada la república, sin embargo en 38 años como tal, sólo ha tenido dos presidentes, aunque las restricciones políticas han disminuido recientemente. Es el país menos poblado de Asia y el menos poblado entre los países musulmanes.
El poder legislativo  lo ostenta un parlamento unicameral , la maljis de las maldivas , compuesta por cincuenta miembros, cuarenta y dos elegidos por sufragio universal y ocho nombrados por el presidente. Se renueva cada cinco años.

Hasta 2005 Maldivas tenía un sistema unipartidista  dominado por el partido raytihunge. Ese año se legalizaron los partidos políticos, siendo el partido demócrata de las maldivas el principal referente opositor. El 29 de octubre de 2008 las primeras elecciones pluripartistas del país dieron la victoria al antiguo preso político  mohamed nasheed  triunfo que fue reconocido por el presidente abdoul gayoon dando así paso a un profundo pero sereno cambio de gobierno. El regreso por las urnas al régimen democrático fue ampliamente registrado y comentado por la prensa internacional.

El martes 7 de febrero de 2012 el presidente Mohamed Nasheed renunció a su cargo con motivo de las revueltas populares y el motín policial como consecuencia de la detención del juez supremo, simpatizante del anterior presidente del país, propulsor de las elecciones democráticas que conducirían a la presentación libre de varios partidos políticos y la separación en los tres poderes del estado, ante una situación que se entiende como una vulneración del poder judicial en el país. El vicepresidente, Mohamed Waheed Hassan, asumió el poder tras la renuncia.

Dentro de sus acciones gubernamentales de mayor impacto se encuentra haber explorado la posibilidad de que en efecto su país desaparezca debido al calentamiento climático, expresando la necesidad de prever un desplazamiento masivo de maldivos. Otra medida de relieve ha sido su iniciativa de eliminar a escala nacional prácticamente todas las emisiones de gasesde efecto invernadero.

Las Maldivas poseen un clima tropical moderado por la presencia del océano índico, que determina una temperatura casi constante a lo largo del año. Muy raras veces la temperatura desciende por debajo de 25 °C.

El clima de Maldivas está determinado por el sistema de monzones típico de ciertas regiones tropicales y ecuatoriales. Existen dos períodos importantes: la estación del monzón  "seco" de invierno (iruvai) que sopla desde el noreste desde noviembre a marzo, que es la época más fresca; y la estación del monzón húmedo de verano (hulhangu) que sopla del sudoeste desde mayo a noviembre. Esta última se caracteriza por vientos más violentos, y mayor precipitación. En los períodos intermedios de mediados de abril y de fines de noviembre las condiciones meteorológicas son muy benignas y las aguas poseen su máxima claridad.
La humedad es claramente inferior durante el monzón de invierno.

 n tsunami en el océano Índico causado por el terremoto del 2004, causó que un sector de las Maldivas fuera cubierto por el mar, dejó a muchas personas sin hogar, mató a 82 personas y otras 26 desaparecieron. Después del desastre, los cartógrafos están planeando recomponer el mapa de las islas devastadas por las alteraciones provocadas por el tsunami. El pueblo y el gobierno están preocupados de que con el tiempo el país sea borrado del mapa


La economía de Maldivas ha dependido históricamente de la pesca. Desde hace unas cuatro décadas el turismo ha ganado en importancia hasta convertirse en el principal renglón económico nacional. En las estadísticas ese desarrollo ha contribuido a que los maldiveneses se encuentren entre los más ricos de Asia. Sin embargo, la redistribución de la riqueza es muy baja, pues un 40% de sus habitantes vive con menos de un dólar al día.

Dentro de las iniciativas destinadas a luchar contra el calentamiento climático se encuentra la de reducir para 2020  la dependencia de energías no renovables Además de ser viable por las condiciones del país, esa política ha sido asimismo una herramienta para llamar la atención a escala internacional.
La emisión de sellos postales, principalmente destinado al coleccionismo filatélico, es también una importante fuente de ingreso para su economía.



La cultura de Maldivas reconoce diversas fuentes y el desarrollo de las Maldivas ha estado influenciado por varios factores. Relevantes han sido su proximidad a sri lanka  y la zona sur de la india, al este de áfrica, al archipiélago malayo y al oriente medio a raíz de su conversión al islam  en el siglo 12, como también su ubicación en el oceano índico en la encrucijada de diversas rutas marítimas. Se encuentran también elementos de origen árabe, arficano, e indonesio. La cultura de Maldivas comparte muchas características con sri lanka y Kerala, en particular una fuerte tradición matriarcal.


La música de los Maldivas, tales como el Bodu-Beru (literalmente “tambor grande”), reconoce raíces africanas, mientras que otras características culturales poseen similitudes con elementos árabes y de las regiones del norte de la India.

Una característica particular de la sociedad de Maldivas es una tasa muy alta de divorcio en comparación con los otros países islamicos.

La sociedad de Maldivas es una sociedad casi exclusivamente islámica. Pero el aislamiento de Maldivas de los centros históricos del islam en el Oriente Medio y Asia ha permitido que algunas creencias y actitudes pre-islámicas sobrevivan. Hay una creencia extendida en jinns, o espíritus malvados. Para la protección contra estos males, la gente muchas veces recurre a los encantos o arte mágicas. El grado de estas creencias ha hecho que algunos estudiosos consideren existe un sistema mágico-religioso paralelo al islam conocido como fanditha , que les proporciona a los isleños una manera más personal de lidiar con los problemas en sus vidas. Este tipo de creencias populares así como las antiguas leyendas de la tradición oral de las Maldivas fueron recogidas y rescatadas del olvido por el etnólogo y lingüista español xavier romero frias a finales del siglo XX.

Desde 2003 Maldivas es un socio activo en el proyecto La voz de las islas pequeñas de la unesco, que pretende fomentar la vida sostenible en las islas
violencia en las maldivas:


Los disturbios se han multiplicado en maldivas desde que su expresidente, Mohamed Nasheed, asegurara que ha dejado su cargo debido a un golpe de Estado. Grupos violentos han atacado este miércoles comisarías y edificios gubernamentales hasta en las áreas más remotas del país, según altos cargos. Policías antidisturbios y militares han respondido con gases lacrimógenos y con la fuerza, lo que ha provocado unos 40 heridos, entre los cuales el propio expresidente, según testigos.

Mohamed Nasheed, quien en 2008 se convirtió en el primer presidente del turístico archipiélago en ser elegido democráticamente, dimitió este martes después de que tres semanas de protestas de la oposición culminaran en una revuelta de policías. Este miércoles el expresidente ha asegurado que su renuncia ha sido forzada y se ha enfrentado a las fuerzas de seguridad.

“Estaba muy cerca de él [el expresidente, Mohamed Nasheed] cuando empezaron a cargar. Tenía cortes y hematomas, pero recibió palizas fuertes”, ha dicho un primo de Nasheed que no quiso revelar su nombre por miedo a represalias. El partido democrático maldivo, al que pertenece el expresidente, ha pedido ayuda a la comunidad internacional.

Nasheed ha responsabilizado de la crisis a  abdoul gayoon presidente durante 30 años. El pasado 16 de enero, Mohamed Nasheed mandó al Ejército a detener al jefe de la corte penal por, según el expresidente, bloquear casos de corrupción y de derechos humanos contra aliados de Gayoom. Esta orden provocó las protestas que llevaron a su dimisión.

“Sí, me vi obligado a dimitir a punta de pistola”, ha explicado Nasheed a los periodistas en su primera aparición desde su renuncia al cargo el pasado martes. “Estaba rodeado de armas y me dijeron que no dudarían en usarlas si no dejaba la presidencia”.

En el discurso televisado en el que anunciaba su renuncia, Nasheed dijo que dimitía para evitar un baño de sangre. Fue sustituido por el vicepresidente, Mohamed Waheed Hassan Manik, quien a ha negado hoy formar parte del supuesto golpe de Estado, pese a que en una reunión del pasado 31 de enero los partidos de la oposición le prometieron obediencia.

“¿Parezco alguien que llevaría a cabo un golpe de Estado?”, ha preguntado Waheed en una rueda de prensa. “No hubo ningún plan, yo no estaba preparado para nada”, ha asegurado. Waheed, que encabeza un pequeño partido, ha dicho que espera tener un gabinete en unos días y ha invitado a todos los grupos políticos ha juntarse en un gobierno de unidad nacional hasta las elecciones presidenciales de octubre de 2013.

El partido del expresidente ha rechazado el llamamiento de Waheed y ha exigido su renuncia.
El archipiélago de las Maldivas es, con sus 345.000 habitantes, el país islámico menos poblado. De sus 1.190 islas, solo 198 están habitadas.
paraíso en peligro:


La cima de las islas Maldivas es un pelín más alta que Gasol: 2,3 metros de altura, quince centímetros más que el superpívot español de la NBA. Un dato que hace de ella un paraíso sin par, planicies de arena de nácar y cristalinas aguas turquesa, pero que va camino de convertirse en su más terrible condena: la meca del turismo de lujo podría ser engullida por el mar a finales de siglo si las predicciones de la ONU no descarrilan.

Ante semejante panorama, el paraíso pide socorro. Y lo hace por boca de su flamante nuevo presidente de la República, Mohamed Nasheed, el hombre que acaba de terminar con 30 años de dictadura. Aprovechando su gran momento histórico y mediático, en su primera conferencia como presidente, Nasheed hacía la semana pasada su anuncio a la prensa mundial: Maldivas va a constituir un fondo con los jugosos ingresos del turismo para comprar territorio. Buscará tierra más firme. Sri Lanka, India y Australia son los candidatos. El paraíso se ve obligado a prever una mudanza.


Nasheed tiene 41 años y muchas ganas de cambiar las cosas. Su lema no ha sido el Yes we can de Obama, pero en su pequeño país, de 309.575 habitantes, ha protagonizado un vuelco histórico. En las primeras elecciones multipartidistas de la historia de la República, ha conseguido derrotar a Maumoon Abdul Gayoom, el dictador que en 23 ocasiones mandó detenerle, el que le recluyó durante año y medio en atolones remotos. Es el momento más apasionante de la historia de este archipiélago formado por 1.192 islotes, la mayor parte deshabitados.

"Si el mundo ignora las consecuencias del cambio climático, no podremos seguir siendo una nación en esta isla". Lo dice, en conversación telefónica, el ministro de Vivienda, Transporte y Medio Ambiente, Mohamed Aslam, correligionario de Nasheed y experto del Maldivian Democratic Party en la cuestión climática. "Esperamos que el mundo nos ayude para que sigamos siendo una nación en esta isla, esperamos que se recorten las emisiones de gases efecto invernadero, que el calentamiento global se detenga". La llamada de socorro está basada en las predicciones de las Naciones Unidas y en las secuelas que dejó el tsunami de diciembre de 2004: 82 muertos y 12.000 desplazados ante olas que apenas se elevaban un metro. "Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que Maldivas es muy vulnerable", confiesa Mohamed Imad, director del Departamento de Planificación Regional.

Las islas ya sufren una lenta pérdida de tierra. En 113 de ellas, la erosión se sitúa en niveles muy serios. Amjad Abdulla, representante de Maldivas desde hace diez años en la Convención sobre Cambio Climático, se muestra tajante: "Es nuestra mayor preocupación, está en juego nuestra supervivencia, necesitamos existir".

A raíz del tsunami se puso en marcha un plan para determinar cuáles son las zonas más seguras del país. Y manos a la obra. Se cambiaron los requerimientos para toda nueva construcción. Se diseñaron los edificios con plataformas en el techo -"el 80% de la isla está a un metro de altura", recuerda Imad-. Se empezó a redistribuir población: de hecho, antes de final de año, 6.000 personas evacuarán uno de los atolones con mayor erosión, Raa, para mudarse a Bhuvafaru, un islote que goza de mayor altura.
La construcción de islas artificiales no se contempla como una alternativa real a la compra de territorios, dice el ministro Aslam. El impacto en términos medioambientales es fuerte. Así ocurre en Hulu Male, la isla que se creó para solventar los problemas de hacinamiento en la capital -Malé, donde viven 100.000 personas en apenas dos kilómetros cuadrados- ganándole terreno al mar.

Son 43 las pequeñas islas del mundo que se han aliado para tener una sola voz. Además de Maldivas, Tuvalu, Kiribati y las islas Marshall también luchan ante la ONU para que el calentamiento global no vaya a más, por no quedarse sin tierra.
Gareth Price, analista del británico Royal Institute of Internacional Affairs, asegura que el anuncio de una posible compra de territorios es un fenómeno nuevo: "Es la primera vez que un país lo hace como consecuencia del cambio climático", manifiesta desde Londres. Consultado por este periódico, el catedrático de Relaciones Internacionales Antonio Remiro Brotons afirma que una compra de territorios es factible. "Se podría hacer mediante tratados internacionales. Resultaría más sencillo si se hace con territorio no habitado".
La llamada de socorro de Nasheed ha dado la vuelta al mundo. El Dhivehi Rayyithunge Party, partido del ex dictador Gayoom -al que no quedó otro remedio que convocar elecciones ante la presión social-, no ha tardado en recriminarle que así espanta a los turistas: el turismo es el motor de Maldivas, aporta el 33% del producto nacional bruto y el 80% de las reservas en divisas. El nuevo ministro de Exteriores, Ahmed Shaheed, se apresura a aclarar que las palabras del presidente han podido ser malinterpretadas. "El presidente quería llamar la atención sobre el problema, decir que hace falta una solución", explica desde su despacho en Malé. "Debemos crear un fondo para la compra de territorios, pero todavía no hay un plan de operaciones. Estamos ante una amenaza a largo plazo".

Mientras, en la meca de las vacaciones con los pies siempre descalzos y en bungalós sobre el agua se siguen construyendo hoteles. Hay cerca de 20 proyectos para los próximos diez años, según cuenta John Philipson, de los hoteles de lujo Six Senses. Puede que el paraíso corra peligro de hundirse, pero todavía no.
malé:
 Visite el Museo Nacional de Malé, ubicado en Sultan's Park, y que ofrece una magnífica colección de objetos, como tronos de sultanes.


Las Maldivas destacan en el campo de la artesanía y el atolón de Baa es uno de los escasos lugares en los que todavía hay comunidades artesanas, aunque en la actualidad hay cinco reservas turísticas. Malé tiene varios mercados con alimentos frescos y saludables.

Las Maldivas es uno de los destinos más importantes del mundo para practicar submarinismo y buceo, ya que sus aguas son fáciles de explorar. Todas las reservas ofrecen clases de submarinismo con profesores multilingües que instruyen a principiantes o a submarinistas que quieran obtener el certificado PADI. Estos centros vacacionales ofrecen todo el equipo necesario e incluso cámaras acuáticas. Las escuelas de submarinismo organizan excursiones diarias en barco por las islas a lo largo de todo el año. También se ofrecen excursiones especiales e inmersiones nocturnas. La mayoría de los complejos ofrecen recorridos por los arrecifes en barcos con suelo de cristal. Los mejores lugares para hacer submarinismo son: Maldives Victory Wreck (que se hundió en 1981), la parte occidental de la isla Hulule (debido a las fuertes corrientes, se recomienda a submarinistas experimentados); Mushimasmingili Thila (Shark Thila), ubicado al norte del atolón Ari, reconocido por la variedad de fauna marina (sobre todo tiburón gris de coral), tortugas mordedoras gigantes y peces tropicales; Guraidhoo Corner, también con fuertes corrientes sólo aptas para expertos submarinistas; se pueden ver grandes peces como tiburones grises de coral, pargos, rayas o agujas azules; Kuda Rah Thila, un buen lugar para submarinistas principiantes; Banana Reef, con fuertes corrientes y una abundante vida marina. Otras buenas islas para practicar submarinismo y buceo son la oval North Baros, que tiene una costa coralina y una playa de poca profundidad; Bandos, que tiene una buena escuela de submarinismo, Shark Point; Kurumba, donde los peces de colores de la laguna comen directamente de la mano de los submarisnistas; Kanifinolhu, que ofrece una de las mejores barreras de coral del país; Embudu Village, con una barrera de coral así como con restos de un naufragio, cuevas y precipicios; Vaadhu, un paraíso para submarinistas; justo al sur del atolón South Kaafu, el atolón Vaavu tiene algunos de los mejores puntos por explorar del archipiélago. Los visitantes deben tener en cuenta que las Maldivas tienen una estricta política de conservación marina y se aplican grandes penalizaciones si se viola (véase "Artículos prohibidos" en la sección de Productos libres de impuestos).


Para los habitantes de las Maldivas la pesca ha sido su medio de vida durante mucho tiempo. Con un 99% de agua, el país es uno de los mejores lugares del mundo para pescar. Muchos complejos turísticos ofrecen actividades de pesca con lanchas motoras. La pesca nocturna de mero, pargo, peces ardilla o barracuda. Estas incursiones suelen terminar con una barbacoa de pescado en los complejos. Está prohibido el uso de arpones y la pesca de mamíferos marinos, como ballenas o delfines, y de peces grandes como el tiburón-ballena. Asimismo está prohibida la pesca y posesión de: tortugas, pez napoléon, langostas pequeñas, caracolas, almejas gigantes y coral negro.

Una buena idea es realizar un recorrido aéreo para disfrutar de las increíbles vistas. También es posible realizar vuelos fotográficos y así dejar constancia de la belleza de las islas. Ihuru es pequeña y hermosa y es uno de los puntos más fotografiados. Nakatchafushi, ubicado en la parte occidental del atolón North Malé, tiene la mayor laguna del país y es la isla más fotografiada.

Para experimentar la auténtica vida de las Maldivas se recomienda el alojamiento en Reethi Rah, una bella isla virgen ubicada al noroeste del atolón de North Malé con bungalows de techo de paja y 10 bungalows sobre el agua con vistas al lago y que ofrece todas las comodidades sin renunciar al estilo tradicional. En el atolón Kaafu (Malé), se encuentra la isla Coco que tiene ocho cabañas de dos plantas. Angaga, en el atolón Ari, es una isla pequeña con unas impresionantes cabañas de estilo tradicional, habitaciones con aire acondicionado y agua caliente y fría. Se recomienda el alojamiento en un bungalow sobre el agua: la experiencia de despertarse en un interminable mar turquesa es única.


Aunque algunos visitantes afirman que las instalaciones en las Maldivas son limitadas, en realidad los complejos turísticos ofrecen una buena selección de restaurantes de comida tradicional e internacional. Por ejemplo, la isla de Makunudhoo (a un viaje de dos horas desde el aeropuerto) es conocida por la calidad de su comida. Esta isla está resguardada por todos sus flancos por un hermoso lago; el alojamiento consiste en bungalows con techo de paja ubicados en cocoteros que bajan hacia la playa. Eso sí, es uno de los complejos turísticos más caros de las Maldivas.

También existe la posibilidad de pasar un día y una noche en una isla desierta con un tour que recorre varias islas. Otra alternativa es visitar un pueblo pesquero y a continuación una isla inhabitada (donde se suele organizar una barbacoa). Se pueden alquilar barcas tradicionales (dhoni) o lanchas motoras para uso particular.

Si desea escapar del sol, playa y arena visite la hermosa mezquita del siglo XVII Hukuru (o mezquita del viernes) en Malé. Merece la pena visitar el Centro Islámico ya que tiene una magnífica cúpula dorada. Si desea visitar más mezquitas existen más de una veintena repartidas por la capital.
Recientemente en la sociedad maldiva se han producido grandes divisiones luego que el primer gobierno elegido democráticamente, encabezado por el Presidente Mohamed Nasheed, perdiera el poder el 7 de febrero cuando el presidente dimitió  luego de un motín policial.
El ejército junto a los policías no fueron capaces de reducir el motín mientras que algunos soldados se unían a los policias amotinados en un día de caos total.
El segundo de Nasheed, Mohamed Waheed Hassan, fue juramentado como nuevo presidente. Desde entonces Nasheed y sus partidarios declaran que él fue obligado a dimitir mediante un golpe de Estado. El gobierno actual, que está formado por una coalición de varios partidos políticos, insiste que llegó al poder legalmente vía los medios constitucionales.
Manifestaciones realizadas por quienes apoyan a Nasheed, solicitando una elección, son frecuentes en las Maldivas donde varios manifestantes han sido heridos  por las brutales intervenciones policiales. La policía ha igualmente sufrido ataques cuando los manifestantes actúan con violencia. Varios periodistas que tratan de cubrir las manifestaciones han sido amenazados y heridos por acciones tanto de la policía como de los manifestantes y los medios de comunicación han sufrido [en] a raiz de la violencia.
El rol del partido adhaltarah [en], un partido político cuya principal ideología es religiosa, para crear una dinámica anti-Nasheed durante sus últimos días en el poder — con manifestaciones cotidianas contra la controvertida detención por el presidente de un juez y que algunos han visto como un menoscabo religioso — lo ha hecho un enemigo sin tregua de quienes apoyan a Nasheed.
Irónicamente, fue Nasheed quien trajo al poder al partido Adhaalath, asignándole una cartera en su gabinete cuando constituyó elmismo en noviembre de 2008. El partido Adhaalath rompió con Nasheed solo en los últimos meses de su presidencia. Su sucesor, el President Waheed, ha dejado al partido religioso recuperar su cartera en el gabinete, probablemente para recompensarlo del rol de sus dirigentes en la caida del gobierno de Nasheed.
Cuando el Ministerio de asuntos islámicos, encabezado por el partido Adhaalath, hizo un llamado para reunirse en un espacio abierto para realizar las plegarias del Eid en la capital, la noticia fue recibida con escepticismo y hostilidad por los ciudadanos que lo vieron como una publicidad para mostrar cantidad de personas en el evento e interpretarlo como apoyo al gobierno actual. Los opositores hicieron un llamado para boicotear la reunión al exterior y pidieron que los individuos fueran a la mezquita de forma individual.

2 comentarios:

  1. http://alzatuvoz.org/maldivas/ A tenor de lo que acabamos de saber a través de Amnistía Internacional sobre violaciones de las niñas y su impunidad, pues no parece que esta afirmación sobre Maldivas sea cierta: "ello muestra el alto grado de autonomía que las mujeres de Maldivas tienen sobre sus vidas". Se ruega revisión del texto, gracias.

    ResponderEliminar
  2. revisión echa. aunque parida pedirlo, porque esto no lo lee nadie.

    ResponderEliminar