sábado, 20 de octubre de 2012

sierra de outes

Las parroquias de interior, Ourente, Valadares, Matasueriro, Outes o Ró, se asientan en valles por los que discurre la red fluvial, formada por los ríos Tines, Donas y el propio Tambre. En la franja litoral, sin perder de cerca la ría, están O Freixo, San Cosme, Tarás, Cando y la propia capital municipal.
La parroquia de Outes fue la única que estuvo dominada por el Marqués de A Serra, mientras el resto pertenecía a la jurisdicción de Muros, administrada por el arzobispado de Santiago. Los Mariño de Lobeira tuvieron mucha influencia en esta zona e incluso construyeron aquí fortaleza que, destruida por la ruina familiar se convertiría en pazo.
La socioeconomía de Outes tiene mucho que ver con el territorio: en el interior prima el sector agropecuario, con una rica cabaña ganadera y los cultivos tópicos de ella derivados. En el litoral se nota la influencia de la cultura marinera, sobre todo porque el marisqueo es una de las actividades mas productivas e incluso porque aún se conserva alguno de los viejos astilleros de ribera, en O Freixo, en donde también se ubica la lonja del marisqueo.
Y en todo el territorio de Outes se nota la influencia de un turismo que llega atraído por la belleza de sus encantos naturales, de ahí que hayan surgido algunas iniciativas de Turismo rural y que en el centro urbano de A Serra creciese la importancia del sector hostelero. El Pazo del Tambre es uno de los emblemas turísticos del municipio.

Fue esta zona muy castigada por la emigración y muchos de sus mejores hombres fueron excelentes marinos mercantes. Ahora, jubilados, contemplan con placidez como pasan los días entre el verde del interior y el azul de la ría.
 El paisaje, las playas, y los paseos marítimos y fluviales, hacen de este municipio un lugar de interés que atrae multitud de visitantes. Las playas de Freixo: Arnela y Portosiavo, así como la de Broña, se ven sumamente concurridas en los meses de verano, por lo que poseen una infraestructura, en la que no faltan aparcamientos, restaurantes, hostales y apartamentos.
Son numerosos los castros que, esparcidos por las distintas parroquias del municipio, se erigen en testigos mudos de los antiguos pobladores de estas tierras. En la parroquia de Entíns, está el castro de Coiradas, situado a poca altura, pero suficiente para dominar la ensenada de Langaño. Tiene forma ovalada y mide 150X125m. El de mayor altura se encuentra en Esfarrapa, se trata del castro de S. Ourente. De forma circular, mide 115m. De diámetro. También en Ourente se encuentra el castro de Diz y es algo más grande que los antes citados. El de Brión en S. Xoán de Roo, tiene forma ovalada y conserva aún estructuras de casas visibles en su interior. Otros castros son el de Valadares, con dos recintos unidos entre sí, el de Gosende, también en Valadares, el de Castelo, en S. Pedro de Outes, y el de Mirás, en la misma parroquia. Los Mariño de Lobeira, señores de estas tierras, fundaron una fortaleza en el siglo XV, que, al perder con el tiempo su carácter defensivo, se convirtió en un pazo. Destacan en arquitectura civil el pazo de los marqueses da Serra, en cuya fachada se distinguen, además de las ondas de los Mariño, los emblemas de Soutomayor, Lobeira y Zúñiga. Destacan también el pazo do Ensido, a orillas del Tambre, en la parroquia de Cando. En la capital, A Serra, podemos contemplar el monumento dedicado a Francisco Añón (1812-1878), uno de los grandes poetas del Rexurdimento literario, que nació en la aldea de Boel, muy cerca de A Serra. Así mismo, sobre el río Tambre se conserva el Ponte Nafonso con veinte arcos ojivales. En Santo Ourente de Entíns encontramos la iglesia parroquial, barroca del siglo XVIII, con una torre de tres cuerpos. En su interior alberga los restos de San Campio, en una hornacina de cristal. Estas reliquias se trajeron del cementerio de San Fiz de la Vía Portuense de Roma, por concesión del Papa Pío VI, en el año 1794. También se conservan unos buenos retablos de José Ferreiro. Del mismo estilo es la parroquial de Roo.

praia de broña:
A praia de Broña é a máis grande do Concello e tamén a máis frecuentada por bañistas e visitantes por conxugar excelentes accesos con amplos espazos de estacionamento, zonas verdes, restaurantes e hostais e un paseo de 1 km de longo que discorre ao longo da praia e polo monte anexo.
Destaca igualmente pola súa seguridade xa que é unha praia de augas tranquilas, con pouca profundiade e carente de correntes. Así mesmo conta con posto de vixilancia e socorro.
fiestas:


  • Santiago Apóstolo: Patrón do Concello, que se celebra o 25 de Xullo.
  • San Cristobo: Celebrado o domingo máis próximo ao día do Apóstolo, é unha das nosas festas máis tradicionais, que inclúe desfile de coches decorados e remata nunha degustación de sardiñas con boroa.
  • San Campio: A romería de San Campio é unha das máis famosas romerías non só de Outes, senon tamén dos concellos limítrofes. Esta celébrase na igrexa parroquial de San Ourente, na que se gardan as reliquias do santo, o día 29 de setembro. É San Campio o santo das enfermidades nerviosas ou mentais e tamén o santo dos tolos, dos que teñen o mal cativo ou o demo metido no corpo. Debido tamén a súa condición de militar, os mozos acudían a el cando se tiñan que incorporar ao servizo militar ou partían para a guerra.
Celebramos tamén:
  • Pampallín: Celabrada o 30 de Abril, trátase dunha festa tradicional da nosa zona, recentemente recuperada para os mozos e mozas.
  • Amencer Musical en Broña: Festival de recente creación e crecente éxito, realizado no verán na praia de Broña.

1 comentario: