sábado, 20 de octubre de 2012

muerte a la sociedad de la incomunicación

la fuerza del pesimismo es apagar la luz de la confianza. Y es que vivimos en una sociedad excesivamente pesimista, que está perdiendo sus valores. Siempre pensé que esta época de globalización en la cúal estamos más conectados que nunca, en realidad se pierde la comunicación real.
Son las redes sociales, un instrumento útil si se saben utilizar, pero pasto de fracasos, gente que no le da buen uso, y se ve cada caso que flipas.
Mis padres pues se conocieron cara a cara, y antes la gente se carteaba, nos parecerá arcaico pero funcionaba igual que ahora.
No tan sólo sirven las redes para conocer gente, sino también para destruirla y hasta para dar golpes de estado, es el gran arma de este siglo, su poder es inmenso.
Ahora se busca cosas concretas, gente para salir, gente para una noche, gente para contarle tus depresiones, todo al alcance de un clic pero pozo de amargura, hay casos sangrantes circulando por la red.
Todo lo que diga caerá en saco roto, no volveremos a la vieja comunicación de el cara a cara, ni los niños de hoy en día, volverán a jugar en la calle, porque ahora prefieren estar delante de un ordenador durante horas, pero aún quedará siempre un desfasado cómo yo, que prefiere la soledad que te da un buen libro, y de muy vez en cuando, bajar de mi monte en busca de la manada.
realmente las redes sociales nos sirven para conocer otras culturas? pues no. los gobiernos del tercer mundo, siguen dependiendo de la ayuda internacional y sus deudas rezando para que le aplacen plazos los del banco internacional, pero realmente no conocemos nada de otras culturas, salvo que viajes. Y es que sus gobiernos siguen estando a golpe de estado continuo, y con la aprobación de Usa y Europa, que no les interesa la estabilidad para vender sus armas. También las redes sirven para hacer denuncias, pero siendo sincero, no sirven para nada. En países tan importantes como China, los derechos humanos no valen un duro, y así continuamente.
Un alegato para su buen uso, aunque caiga en saco roto, conocer gente si, conocer a otros países tan bien, pero el problema no está en la tecnología, está en los seres humanos, y dependiendo con quién te topes, pues a saber que suerte corres.

2 comentarios: