viernes, 12 de octubre de 2012

juntas militares de defensa

a partir del otoño de 1916, el malestar entre los militares españoles se manifestó mediante la creación de juntas de defensa. Estas asociaciones, nacidas en Barcelona entre oficiales de infantería y caballeria y extendidas posteriormente al resto de España reinvindicaban una modernización en la estructura militar. Pero detrás de esta reclamación genérica subyacían intereses corporativos derivados del efecto económico de la inflacción entre los funcionarios de nivel medio y de la arbitraria política de ascensos seguida entre los militares africanistas destinados en Marruecos. Los junteros reclamaban el ascenso por rigurosa antiguedad las juntas de defensa ejercieron una gran infuencia política y provocaron la caída de distintos gobiernos, hasta la definitiva disolución del movimiento en noviembre de 1922.

   En los primeros treinta años de centuria, el mundo se va a ver sacudido por lo que se vendrá a llamar la I Guerra Mundial, conflicto armado de magnitudes increíbles hasta el momento y con unas consecuencias inimaginables en todos los ámbitos del quehacer humano. Desde el pensamiento, pasando por el Arte o la Literatura, las ideologías políticas o la Ciencia, sin dejar de lado la economía mundial junto a una red de contactos que se tiende por todo el planeta abarcándolo poco a poco hasta límites insospechados; el mundo va a comenzar a ser otro a partir de esa fecha. Hay una universalización de los acontecimientos desconocida hasta entonces que dará a parar un estilo de hacer política muy diferente al que se conocía.
   Dentro del panorama político internacional, asistimos a la crisis del colonialismo que tendrá su desmoronamiento durante la segunda mitad de siglo pero que su origen lo encontramos durante estos años. Tema éste de especial relevancia para el período histórico del que vamos a hablar, que va a ser la segunda parte de la Restauración española, que nace y acaba con el reinado de Alfonso XIII (1902-1931). También nos vamos a referir al conflicto marroquí que abarca de 1909 a 1927, el cual a pesar de tener unas repercusiones de vital importancia para el desarrollo de los acontecimientos de la época a nivel nacional, no cabe olvidar la posición de otras potencias interesadas en el reparto del pastel africano y la influencia que tuvieron en este conflicto de tan desigualdades consecuencias para todos los actores del momento.
Ejercieron tal fuerza, que derrocaron gobiernos, y es que el 23 f, tiene sus antecesores en estos personajes y el general Pavía.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario