viernes, 12 de octubre de 2012

ingenua libertad

Cuando caé la noche, el brillo de la luna nos permite ver por un instante algo que durante la rutinaria aborágine del día no vemos o fingimos no ver, el brillo metálico de nuestras cadenas.
Criticamos absolutamente todo lo ajeno y nos indultamos a nosotros mismos con metiras paidosas para ir sobreviendo, pero no nos enfrentamos a nuestro yo real. La sociedad invita a la autoindulgencia.  Consumir, pagar y morir es el fast food de nuestra existencia, sómos solo un pequeñisimo engranaje de la sociedad.
No son los tiempos que corren, en todas las sociedades de todos los tiempos, las injusticias, las pequeñas victorias individuales, los cambios de viento programados, con sus cosas buenas y malas, la humanidad avanza a traspiés sin saber a dónde se dirige desde los tiempos de Cristo. ¿ Sómos víctimas de nuestro tiempo o el tiempo es víctima nuestra? Ni una ni otra, todos sin excepción seremos pasto de los gusanos los celebres, los tristemente célebres y los seres anónimos que sómos los que ponen el aceite a este engranaje de autodestrucción.
Sómos víctimas de las hojas que cane sin cesar del calendario, pero también sómos verdugos por liquidar todo el habitat que nos rodea.
Tan sólo queda hacer examen de conciencia y aunque resulte doloroso, lo poco salvable del ser humano, es tan inigualable como su poder de destrucción. Aguantarse la mirada en el espejo es importante pero lo es más responderse a preguntas básicas que desde los tiempos de Platón se llevan preguntando: ¿ quién soy? ¿ que hago? ¿ cúal es el fin?
Sólo entiendiendo tu prpia personalidad, puedes entender a los demás y sólo entendiendo a los demás te puedes defender en la sociedad. porque individualmente podemos ser perdonados, un juguete roto puede ser reparado pero colectivamente somos monstruos y tan sólo en fragmentos de segundo parecemos unidos.
Tan sólo cuando cae la noche y uno se enfrenta a la soledad puede dejar de flagelarse o de mentirse y buscar su camino interior para caminar más seguro en sociedad y no dejarse nunca manipular por los manipuladores de los manipuladores de los....
texto del comentamierda.

2 comentarios:

  1. Sabias palabras, filosofía a kilos

    ResponderEliminar
  2. lo que en realidad quería expresar con el texto, es que a la mierda la humanidad teniendo ofertas de cine de alcampo a 1 euro, y el supermanager basketball en la otra mano.

    ResponderEliminar