sábado, 13 de octubre de 2012

españolas raptadas

Blanca Thiebaut y Montserrat Serra, las dos trabajadoras de la ONG Médicos Sin Fronteras que fueron raptadas en Kenia y posteriormente trasladadas a Somalia son las dos únicas personas españolas que permanecen secuestradas, tras la liberación de 2 españolas en malí.
Thiebaut y Serra, que realizaban labores logísticas, fueron secuestradas el 13 de octubre del año pasado en el campo de refugiados somalíes de Dadaab, situado en el norte de Kenia y junto a la frontera con Somalia.
Eso ocurrió unos días antes de que unos individuos armados se llevaran de los campos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) a los dos españoles y la italiana que han sido liberados este miércoles, Ainhoa Fernández del Ricón, Enric Gonyalons y Rossella Urru.
El 26 de diciembre de 2007, otras dos cooperantes de MSF, la médico leonesa Mercedes García Valcarce y una compañera argentina enfermera, fueron raptadas cerca de Bossasso, en la región somalí de Puntlandia, donde participaban en un programa de nutrición.
Ambas recuperaron la libertad una semana después, tras una negociación en la que se implicó el entonces embajador de España en Kenia, Nicolás Martín Cinto.
El diplomático participó después en la resolución de otro secuestro, el del fotógrafo José Cendón, también en Puntlandia en noviembre de 2008. El 23 noviembre de 2009, fueron capturados en Mauritania tres miembros de la ONG Barcelona Acció Solidària -Alicia Gámez, Albert Vilalta y Roque Pascual-, que estuvieron en poder de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Gámez estuvo retenida durante más de tres meses y sus compañeros casi nueve.
 Merecen un monumento estas personas que se van a ayudar al extranjero, y más a un lugar sumamente tan peligroso como es Somalía, donde ya hice una entrada y es un país imposible que vive en un permanente caos sin ninguna ley.
LLevan 1 año raptadas, en kenia y ahora han sido trasladadas por sus raptores al lugar más peligroso del mundo, Somalia ... un año de cautiverío y es que en ÁFRICA, pasan cosas que aún nos parecen increibles a los occidentales, como que aún existe la esclavitud en un país de áfrica, a día de hoy, y cómo en cualquier país mafioso, dictatorial, el secuestro es un negocio, sólo que no llevan a cabo el secuestro express como en venezuela... tristetemente liderada por un dictador, chavez, aqui los secuestros duran una eternidad... pero no podemos ver a estos piratas cómo barbaros... hay que señalar a occidente con el dedo, que permite y subvenciona las guerras en áfrica y roba inpunemente sus materias primas aparte de la explotación infantil a la que las grandes marcas someten a estos países... son las grandes marcas la dictadura de nuestro siglo actual. 
Occidente tiene el 70% de la culpa de la situación africana, y ellos ven con desconfianza la ayuda que le enviamos, porque sabe que por detrás les robamos. En definitiva no podemos echarnos las manos a la cabeza, esto es un bucle, y para alguién que viene a ayudar, pues los raptan. Una verguenza de situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario