viernes, 21 de octubre de 2011

as mellores frases de ramón de valle-inclán


frases de Ramon Maria Del Valle Inclan

Ramon Maria Del Valle Inclan » últimas frases
Quisiera entrar en mí, vivir conmigo, poder hacer la cruz sobre mi frente, y sin saber de amigo ni enemigo, apartado, vivir devotamente.
La ética es lo fundamental de la estética.
Sobre la eterna noche del pasado se abre la eterna noche del mañana.
La imagen más bella es absurda en un espejo cóncavo.
Tuve miedo como no lo he tenido jamás, pero no quise que mi madre y mis hermanas me creyesen cobarde, y permanecí inmóvil en medio del presbiterio, con los ojos fijos en la puerta entreabierta. La luz de la lámpara oscilaba. En lo alto mecíase la cortina de un ventanal, y las nubes pasaban sobre la luna, y las estrellas se encendían y se apagaban como nuestras vidas.
¡Cómo encendiste mis deseos, cómo me hablaste del placer con tus trofeos de mujer!
Soy aquel amante que nunca se muestra, muda en cada instante mi sombra siniestra.
Lo mismo da triunfar que hacer gloria la derrota.
España no está aquí, está en América. En México está la esencia más pura de España.
La tibia fragancia de su alcoba encendía en mí, como una tortura, la voluptuosa memoria de los sentidos.
Mi alma se daba, dándose gozaba, y transcendía su esencia en goce. Se consumía en la alegría del que conoce.
Fui peregrino sobre la mar, y en todas partes pecando un poco, dejé mi vida como un cantar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario