jueves, 9 de junio de 2011

todavía de rodrigo royo

Estamos ante una auténtica joya. Un libro imprescindible para conocer de primero mano, el efecto que tuvo la guerra civil, en los pueblos.
Pero vamos por partes. Yo admito, que soy un republicano recalcitrante, y me leido con ahínco, y quizás exceso de pasión, todas las obras de novelistas de idiología republicana, y también, algo de los fascistas. Hay que admitir, que los republicanos escriben mejor, y no solo eso, ellos no necesitan del adorno. De los escritores de derechas, en esta época, solo se salvan de la quema, dos: rodrigo royo y foxá.
Rodrigo royo, pertenecio a la falange, española, su ilusión por una españa nueva, se fue desintegrando, y apesar de que esta novela, ahora es aclamada en todo el mundo, en su día, fue denostada. El caso es que la falgange le hizo el vacío a royo, y este opto por emigrar.
Ahora la novela en si. Nos cuenta la guerra en Alea, un pequeño pueblo de alicante. Los efectos que tuvo en sus primeros dias la devastadora guerra, y con dos personajes genialmente  trazados, que representan a la perfección, la eterna división, de este, nuestro país.
Por un lado miguel chorreta, campesino de fuerte caracter, y convicciones fijas, que hara la revolución por su cuenta. El cree que es una cuestión de superviviencia, o yo mato a los burgueses, o ellos me matan a mí, su lógica es aplastante. Por otra parte, don rafael, el burgues del pueblo. Un hombre de principios, rico pero muy justo. Que entiende a la perfección a chorreta.
Chorreta organizara al pueblo, y apiolara a los burgueses, apiolar era darles el paseo, o fusilarlos. Así chorreta, se hace dueño del pueblo, pasa por las armas con sus secuaces a 20 burgueses, más el cura del pueblo. Pero chorreta no se queda en eso, si no que en los primeros meses de guerra, imprime la propia moneda de altea, organiza escuelas, y grupos de trabajo, para organizar al pueblo, temido y admirado por partes iguales.
Chorreta, ama a don rafael. El padre de chorreta, trabajo muchos años para el justo don rafael, pero el sabe que tiene que matarlo, Y esta decidio a ello. Por otra parte, don rafael es queridisimo en alea, al igual que sus 4 hijos. Los ayudantes, de chorreta, se oponen al asesinato de don rafael, y chorreta cree que esta debilidad la pagará cara.
En cambio don rafael, vivirá con la soga al cuello, todos estos meses, pensando que la muerte le espera en cualquier rincón. Curiosamente la muerte no le sorprende, con el gatillo de chorreta, es un cáncer quien se lo lleva. Jamás leí, unas paginas tan emotivas, cuando don rafael se esta muriendo, se me puso la carne de gallina, rodrigo royo nos tocara la fibra, pues trata el tema de la muerte, con una veracidad, humildad, miedo, que es lo que tenemos todos, ante esto.
Don rafael, es una gozada escucharlo hablar, y para mi, uno de los mejores personajes de la literatura española. A través, de sus ojos cansados, y apunto de cerrarse por la enfermedad, disecciona magistralmente a la sociedad española, y muere de la mano de sus hijos, y del hombre que intento matarlo, chorreta, ambos se admiran y se respetan.
Este es el fin, de la primera parte. La mejor del libro, seguro. La segunda, es que llaman a filas a todo el pueblo, por lo tanto, todo lo que se hizo el altea, es papel mojado. Chorreta, los hijos de don rafael, el poeta, y el propio rodrigo royo (que se mete como un personaje más en el libro) son llamados a filas.
Los hijos de don rafael, en la primera ocasión, desiertan y se pasan a los fascistas.
 En cambio, chorreta, una vez acabada la guerra, decide volver a altea, a sabiendas que será su tumba. Aquí se produce otra imagen magistral. Los hijos de don rafael, vuelven al pueblo, al mando del ejercito franquista, y se encuentran a chorreta.
Ellos quieren a chorreta, porque le perdono la vida a su padre, pero ellos no le pagaran con la misma moneda. Y el mismo chorreta, no quiere clemencia de ellos. El es consciente de lo que hizo, y no se arrepiente de nada. Mató a 20 personas, pero su lógica, arrojo, y comprensión, son tan brillantes, que tienes la sensación de estar ante un heróe, si, hay que leer el libro para comprenderlo. No le guardara rencor, a los hijos de don rafael, que le rogaran que escape. A lo que el se niega, sabe que a perdido, y quiere pagar por ello, se niega a no pagar su deuda de sangre. Lo fusilaran mientras los hijos de don rafael, miran avergonzados para otro lado.
La muerte de chorreta, es magistral, hasta el punto, que los dos polos opuestos del libro, los dos titanes, chorreta y don rafael, mueren, cada uno en su momento, uno como un señor, y otro como un bandolero, los dos polos opuestos, se admiran, los dos tienen los mismos temores ante la muerte. Estos dos hombres, representan a las dos españas, y rodrigo royo, nos lo deja claro, en españa había mucha miseria, y tanto rojos como fachas, tenían más cosas en común, de las que pensaban.
La tercera parte, quizás baja un poco el listón, pero era necesaria, aquí el autor,se vuelve intimista, y utiliza a los hijos de don rafael, para contarnos que siente. Esto escandalizo al régimen, y rodrigo royo, jamás estuvo bien visto.
Los hijos de don rafael, joaquín y rafa jr, uno abogado, el otro político y literato, pertenecen ambos a la falange. Joaquín es el mayor, no es idealista, y es un hombre practico. El tiene su conclusión, la guerra se acabo, y solo la hicimos, para que los burgueses, siguieramos viviendo bien, y por encima del pueblo. En cambio rafa jr, es un nostálgico, y es rodrigo royo, quien utiliza a este personaje, como puente, para explicarnos su amargura, y desilusión con franco y la falange.
El cree que la falange, y franco es una revolución. España llevaba en bancarrota, desde el desastre de 1898, desde aquella, siempre se hablo de hacer una revolución. Para rafa, la revolución falangista, es la verdadera, y la republicana, venía importada desde rusia. El no odia a los rojos, solo dice, que ellos tenían su idea de mejorar a españa, y nosotros la nuestra. Rafa, através de la falange, quiere hacer justicia, darle al pueblo, lo que necesita.
Y como dice el autor, al pasar los años, me di cuenta, de que aquello era una ilusión, era una dictadura, que se beneficiaba a la clase alta, y el pueblo seguiá igual de miserable.
Pero el libro, tiene mucha más chicha. Royo, capta genial las típicas historias del pueblo. y através, del poeta, nos pondra en contacto con ese lirismo, y pequeño mundo puebleril. COmo la historia, del demonio que se le aparece en forma de gato,. o las tipicas historias de pueblo, que pasan de generación en generación, cambiandose con el paso de los años, con la febril imaginación colectiva. Cuando chorreta, le dicen que la guerra es cuestión de cojones, y el reta a quien se lo dice, que le enseñe los cojones, quien los tenga más grandes, gana y quien los tenga más pequeños, será castrado.
Es un libro, indicado, no solo para conocer de primera mano, que fue la guerra civil, sino sobretodo, para saber que sucedio en los primeros días, en los pueblos. El famoso paseo, por parte de un bando y de otro, que ambiente se respiraba en españa.
En definitiva, es un libro muy pero que muy hondo. De una inteligencia supina, y que tiene frases, que te dejaran helado. Es rodrigo royo, un escritor, elegante, ameno, de una pluma afilada, y inteligentisimo.
Si, soy un admirador de esta novela, y afirmo, que debería ser lectura obligatoria en los institutos, para concoer la magnitud de la guerra civil. Rodrigo royo


2 comentarios:

  1. Alea no es de Alicante, sino de Valencia, el nombre real es Ayora, y los personajes son personas reales de dicho pueblo.

    ResponderEliminar
  2. gracias por la correción, ¿ personajes reales? increíble, para mi gusto es la mejor novela sobre la guerra civil, saludos.

    ResponderEliminar