jueves, 12 de mayo de 2011

cine. los 12 del patíbulo 1967

19676, dirigida por robert aldritch. Interpretes: lee marvin, charles bronson, donald sutherland, ernest borgine., jhon cassavetes, telly savalas, jim brown.
12 condenados a muerte en una prisión militar, son visitados por lee marvin, que les ofrece un arreglo, librarse de la horca, a cambio de ir a una misión suicida en alemania.
Lo mejor de la peli es el reparto sin duda, un autentico lujo, es una recolección de los mejores caretos que pululaban por esa época.
En cuanto al film, me gusto más la fase de instrucción, que la misión en si.
Tiene todos los cliches. Empezando por lee marvin, el jefe de estos desharrapados. Bebedor empedernido, están pensando en apartarlo del servicio, el es el único que confia en estos 12 para levantar su carrera.
Los 12 son un desastre, condenados a muerte,  nadie cree en ellos, y son la verguenza del ejercito, a pesar de ello, se convertiran en el mejor pelotón. Lo de siempre, pero efectivo.

Con el elenco de actores que hay tan impresionante, fue sorprendente, ver, que la mejor actuación, pertenece al menos conocido de ellos, jhon casavettes, que esta sembrado en su papel de franklin.

Tengo que decir, que la película parte de una muy buena novela muy humana de Nathanson, donde se profundiza mucho en los personajes. Es lo que hace diferente a esta peli bélica, que lo importante no es la acción, si no los personajes. Por otra parte decir, que me hace mucha gracia que al pobre de charles bronson, durante estos años siempre le toca hacer de aleman, y a anthony quinn de mexicano y a yul brinner de ruso, en fin, cosas de hollywood.

Como dije esta mejor la instrucción, que la guerra en si, es lo de siempre.
en primera plana un joven sutherland. Cómo peli bélica es del montón, la que lo hace tan atractiva para el espectador es el desarrollo de los personajes, un gran elenco de actores, y la primera hora de la pelicula que esta genial. Si la ven, ya saben de donde saco kubrick, su idea para la chaqueta metalica.
Merece mucho la pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario